miércoles. 12.06.2024

España permitirá desde el lunes 24 de mayo la llegada de turistas procedentes de una decena de países catalogados 'en verde', entre ellos Reino Unido y Japón. Además, desde el 7 de junio estará autorizada la entrada de viajeros de cualquier país, -incluido Estados Unidos- siempre que acrediten haber recibido la pauta completa de una vacuna contra el coronavirus reconocida por la Organización Mundial de la Salud (OMS) o la Agencia Europea del Medicamento (EMA). 

Así lo ha confirmado este viernes el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la presentación en Fitur del Certificado Verde UE Covid, que entrará en vigor el 1 de julio en todos los países de la Unión Europea.

A partir de este lunes -según la orden ministerial que ha publicado el BOE este viernes- los turistas de Australia, Nueva Zelanda, Singapur, Irlanda del Norte, Corea del Sur, Tailandia, Ruanda, China, Reino Unido y Japón podrán entrar "sin restricciones ni requisitos sanitarios", ha dicho Sánchez. También podrán entrar libremente los residentes de las regiones administrativas especiales de Hong Kong y de Macao.

Una semana después, "todas las personas vacunadas y sus familias son también bienvenidas con independencia de su lugar de origen", ha afirmado el presidente del Gobierno. En el caso de los niños mayores de 6 años será necesario presentar una PCR negativa realizada en su países de origen.

Según ha asegurado Sánchez, estas novedades supondrán un acicate de cara al verano para el sector turístico que, ha afirmado, será "la palanca que impulse la recuperación".

El presidente ha avanzado que, a lo largo de 2021, España confía en recuperar entre el 60 y el 70% de los turistas extranjeros de 2019 y que este verano se esperan entre 8,5 y 10 millones de visitantes foráneos, lo que supone entre el 30 y el 40% de los que llegaron hace dos veranos.

Respecto al Certificado Digital UE Covid, Sánchez se ha mostrado optimista ante su puesta en marcha y lo ha calificado como un "hito", al ser el resultado de la coordinación entre los sistemas sanitarios de los Veintisiete.

El jefe del Ejecutivo ha recordado que no se trata de un pasaporte ni de un "requisito para viajar", sino de un mecanismo "que va a facilitar la llegada de turistas, el tránsito y la movilidad" de los ciudadanos europeos al ofrecer información sanitaria a través de un código QR.

De este modo, se evitarán las "comprobaciones tan complejas a la llegada" debido a la sencillez de su funcionamiento y a que es "gratuito y universal".

España permite la entrada de todos los viajeros vacunados a partir del 7 de junio