miércoles. 17.07.2024

El presidente Donald Trump ha anunciado la suspensión de  viajes de Europa a Estados Unidos, e informó a la opinión pública que el gobierno se está moviendo para aliviar el costo económico de una pandemia viral que está sacudiendo los mercados financieros mundiales y perturbando la vida cotidiana de los estadounidenses. 

Trump dijo de que se suspenderán  todos los viajes de Europa EEUU por 30 días a partir de las 11:59 pm del viernes, durante un discurso desde el Despacho Oval a la nación.

Después de días de minimizar la amenaza, culpó a la Unión Europea por no actuar con la suficiente rapidez para hacer frente al nuevo coronavirus y afirmó que los casos en EEUU fueron "sembrados" por viajeros europeos.

"Hicimos un movimiento para salvar vidas con una acción temprana sobre China", dijo Trump. "Ahora debemos tomar la misma acción con Europa". El presidente agregó que las restricciones no se aplicarán al Reino Unido, y que habrá exenciones para "los americanos que se hayan sometido a los exámenes apropiados". Tampoco se aplicaría a la carga. Subrayó que Estados Unidos  monitoreará la situación para determinar si los viajes pueden ser reabiertos antes.

Después de su discurso, la Casa Blanca canceló un viaje planeado por el presidente a Nevada y Colorado esta semana, "por precaución".

Luego que el número de casos confirmados de la infección superó los 1.000 en los EEUU y la Organización Mundial de la Salud declaró que la crisis mundial es ahora una pandemia, el país afronta fuertes consecuencias financieras: las comunidades cancelaron los eventos públicos en todo el país, las universidades se mudaron para cancelar las clases en persona, y las familias lidiaron con el impacto de las interrupciones en las escuelas públicas. 

El Congreso, por su parte, reveló el miércoles un paquete de ayuda multimillonario que se esperaba que fuera votado por la Cámara de Representantes este jueves.

Trump dijo que también estaba dirigiendo a las agencias para que proporcionaran ayuda financiera  para "los trabajadores que están enfermos, en cuarentena o cuidando a otros debido al coronavirus", y pidió al Congreso que tomara medidas para ampliarla.

El mandatario  informó que el país aplazará el pago de impuestos para algunos individuos y empresas durante tres meses para disminuir los impactos del brote del virus. Además, sostuvo que la Administración de Pequeñas Empresas también pondrá a disposición de las empresas préstamos de bajo interés para ayudarles. "Esto no es una crisis financiera", dijo. "Es sólo un momento temporal que superaremos juntos como nación y como mundo".

Trump también reiteró su llamamiento al Congreso para que apruebe un recorte del impuesto federal sobre la nómina de los trabajadores con el fin de estimular la economía, aunque esa propuesta fue desestimada por muchos legisladores de ambos lados del pasillo. 

En el Capitolio, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, reveló un plan de asistencia económica que estaba ganando apoyo bipartidista. El paquete incluye pruebas gratuitas de coronavirus en todo el país y fondos de emergencia para reembolsar los cheques de pago perdidos a quienes pierdan el trabajo o  sus empleos en medio del brote.

El proyecto de ley crearía un nuevo beneficio federal de licencia por enfermedad de emergencia para las personas con el virus o que cuidan a una víctima de un coronavirus. Proporcionaría dos tercios de los ingresos mensuales de un empleado durante un máximo de tres meses.

Estados Unidos suspende todos los vuelos desde Europa