sábado. 24.02.2024

El horario de invierno entrará en vigor en la madrugada de sábado al domingo en España y la mayoría de países de Europa, Cuando las manecillas del reloj marquen las 3.00 horas serán de nuevo las 2.00, una práctica, la de retrasar la hora, que se repite cada año en estas fechas para ahorrar energía y aprovechar mejor la luz natural.

La jornada del domingo, será por tanto una hora más larga de lo normal, lo que permitirá dormir algo más de lo habitual, dado que tendrá 25 horas.

La práctica del cambio horario se repite desde hace décadas dos veces al año: una en marzo y otra en octubre; el objetivo es ajustar el reloj de acuerdo a las horas de luz del día, dependiendo de las estaciones para mejorar la eficiencia energética.

Dependiendo del horario de verano o invierno se adelanta o se retrasa el reloj cada semestre del año; la medida sin embargo cuenta con muchos detractores porque consideran escaso o imperceptible el supuesto ahorro energético que se persigue con ello.

Para muchos la práctica estaba justificada durante la crisis del petróleo de los 70 por el alto gasto energético en alumbrado, pero en estos momentos la consideran desfasada porque, en líneas generales, la iluminación es infinitamente más eficiente y su peso en la industria no es el mismo.

Por el contrario, a lo que sí afecta el cambio horario es a la salud: las variaciones del horario alteran el ritmo circadiano o reloj biológico de las personas que, en ocasiones, necesitan incluso días para adaptarse. La consecuencia para el organismo es una especie de desfase horario temporal, como un jet lag o similar a lo que ocurre tras un largo viaje aéreo que acaba alterando unos días el sueño.

Europa cambia la hora esta madrugada
Comentarios