viernes 28/1/22

La foto que conmociona en México: Una madre suplica que la dejen cruzar a EEUU con su hijo

El expresidente Felipe Calderón comentó que "el Gobierno mexicano no debió aceptar eso"
La madre guatemalteca con su hijo ante el oficial mexicano. (Instagram Reuters)
La madre guatemalteca con su hijo ante el oficial mexicano. (Instagram Reuters)

La estremecedora imagen de una madre migrante guatemalteca abrazando a su hijo mientras reza para pedirle a un miembro de la Guardia Nacional mexicana que le permita cruzar a los Estados Unidos, es el reflejo del inmenso drama humano que se está viviendo en las fronteras de México. La escena que conmovió a México, sucedió el pasado 22 de julio en Ciudad Juárez, Chihuahua, cuando Leticia Pérez en una situación desesperada, suplicó a la institución armada que la dejaran continuar su camino al país vecino. "Déjenme ir, se los suplico… yo quiero darle a mi hijo una mejor vida", sollozo entre lágrimas Lety.

La mujer y su hijo Anthony cruzaron México para intentar llegar a Estados Unidos. Sin embargo, al llegar al norte, la Guardia Nacional les impidió cumplir con el "sueño americano". Entre lágrimas y súplicas, la mujer logró cruzar la frontera norte, pero ya la esperaba la patrulla fronteriza. El ex embajador de México en Estados Unidos, Arturo Sarukhan, reaccionó a la fotografía a la cual nombro como "la imagen del día". También, el expresidente Felipe Calderón comentó que "el Gobierno mexicano no debió aceptar eso".

Los últimos dos meses han sido críticos para la migración en Norteamérica. Los gobiernos de México y EEUU han intentado frenar el paso, principalmente a los centroamericanos, con un abanico de medidas migratorias. Por ello, las detenciones y deportaciones en el suelo azteca han ido en aumento. De acuerdo a las cifras de la Secretaría de Gobernación y el Instituto Nacional de Migración, en junio se registraron 29.153 detenciones de indocumentados, mientras que los deportados y los solicitantes de asilo fueron de 21.912 y 6.825 respectivamente.  Estos números contrastan con los de enero de 2019, cuando López Obrador cumplía su primer mes de gobierno. En dicho tiempo, las cifras reportadas fueron de: 8.542 detenciones, 5.594 deportaciones y 3.949 solicitudes de asilo. 

Los factores que aquejan esta situación podrían deberse al acuerdo migratorio que el canciller mexicano, Marcelo Ebrard y el secretario de Estado del gobierno estadounidense, Mike Pompeo, llegaron tras las amenazas arancelarias de la Casa Blanca al México. De acuerdo a Gobernación,  la mayoría de los extranjeros presentados ante la autoridad migratoria en México entre enero y mayo de 2019 son provenientes de Honduras, con 35.796 indocumentados. Le sigue Guatemala, con 19.990 y El Salvador con 7.347. Otros países latinoamericanos que cruzan la frontera a México son: Cuba (4.225), Haití (2.046), Colombia (275), Venezuela (220), entre otros. Del continente africano se encuentran Camerún, con 1.023; República Democrática del Congo, con 1.033 y Angola, con 240. 

Pese al aumento de deportaciones, los albergues de Reynosa, Tamaulipas, están abarrotados hasta un 450 por ciento de su capacidad normal. En los cuartos, pasillos, patios, los indocumentados han tenido que instalarse para resguardarse de las inclemencias del clima y las amenazas del crimen organizado.

Los asilos que tienen capacidad para atender a 400 personas, llegan a asentarse hasta 1.800 que duermen en carpas, casas de campaña, con lluvias y temperaturas de hasta 38 grados.

Ante dicha situación y en actos desesperados, algunos de  ellos han decidido arriesgarse a cruzar ilegalmente a Estados Unidos por el Río Bravo con el peligro de ser detenidos, deportados o incluso perder la vida.

La foto que conmociona en México: Una madre suplica que la dejen cruzar a EEUU con su hijo
Comentarios