jueves. 25.04.2024

En el calor resplandeciente del desierto saudí, podría parecer un espejismo, pero el fotógrafo Khaled Al Enazi tiene las imágenes para demostrar que realmente vio una roca gigante con forma de pez que emergía de la arena.

Al Enazi capturó imágenes de la formación inusual al utilizar un dron mientras registraba los tesoros arqueológicos de la zona de Al-Ula en Arabia Saudita, un área conocida por estructuras antiguas que rivalizan con la ciudad de Petra en Jordania. “Mientras documentaba el lugar, apareció una vista de una montaña frente a mí, su forma sugería un pez en el corazón del desierto”, le contó el fotógrafo a la CNN.

Al Enazi sugirió que probablemente no sea la primera persona en encontrar la formación rocosa, pero cree que su perspectiva aérea significó que fue el primero en notar su curiosa forma. "El ojo de un fotógrafo ve lo que la gente no aprecia", dijo.

El artista nombró apropiadamente a la roca Desert Fish.

En imágenes de drones grabadas por Al Enazi en junio de este año, la formación rocosa se asemeja a una criatura acuática nadando a través de la arena dorada, sus estructuras similares a aletas dorsales también sugieren que podría ser un tiburón emergiendo de las profundidades para acechar a su presa.

Desde que se compartieron sus imágenes, Al Enazi ha tenido que decepcionar a los imaginativos usuarios de las redes sociales que afirman que las rocas son en realidad los restos de una bestia marina gigante. “Algunos han mencionado que es un pez real que se fosilizó hace millones de años, pero no es así”, dijo. "Es arenisca formada por muchos factores".

El video de Desert Fish compartido en un tuit en julio ha acumulado casi 30.000 visitas. El fotógrafo está trabajando actualmente en la creación de su propio canal de YouTube dedicado a documentar la región de Al-Ula y su fascinante paisaje. Con casi 22.500 kilómetros cuadrados, Al-Ula alberga una de las escenas desérticas más impactantes del mundo.

Los antiguos nabateos establecieron su principal ciudad del sur justo al norte del valle de Al-Ula y esculpieron tumbas espectaculares en afloramientos rocosos en Mada'in Salih, ahora Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Algunas de las rocas de Al-Ula, talladas por los elementos, han adquirido formas sorprendentemente escultóricas y humanas. Una roca, conocida localmente como Jabal Al-Fil, es famosa por su parecido con un elefante.

Una gigantesca roca con forma de pez emerge en un desierto saudí
Comentarios