martes. 31.01.2023

Irán anuncia el fin de la Policía de la Moral

El tema del velo es sensible en Irán y divide tanto a la población como a los políticos
Una mujer en Irán. (Twitter)
Una mujer en Irán. (Twitter)

Tras tres meses de protestas por la muerte de Mahsa Amini, que falleció tras haber sido detenida por la Policía de la Moral en Teherán, el fiscal general de Irán, Mohamad Yafar Montazerí, informó del desmantelamiento de esta fuerza policial. El anuncio busca calmar el movimiento de protestas que ya deja entre 300 y 450 fallecidos desde la muerte de la joven el pasado 16 de septiembre.

El fiscal general iraní anunció el sábado por la noche que las autoridades competentes habían suprimido a la Policía de la Moral, que existía desde 2006, según informó la agencia de noticias ISNA.  "La Policía de la Moral no tiene nada que ver con el poder judicial, y ha sido abolida por quienes la crearon", dijo el sábado por la noche en la ciudad santa de Qom.

Montazerí precisó que el poder judicial seguirá supervisando el comportamiento de la sociedad e insistió que la vestimenta de las mujeres sigue siendo muy importante, sobre todo en la ciudad santa de Qom, al sur de Teherán. "El mal uso del hiyab en el país, especialmente en la ciudad santa de Qom, es una de las principales preocupaciones del poder judicial así como de nuestra sociedad revolucionaria, pero cabe señalar que la acción judicial es el último recurso y las medidas culturales anteceden a cualquier otra", explicó Montazerí.

Sin embargo, el fiscal anunció también que "el parlamento y el poder judicial estaban trabajando" en la cuestión del velo obligatorio, sin especificar qué podría cambiar. En la actualidad, según una ley impuesta cuatro años después de la revolución islámica de 1979, el velo es obligatorio en el país. Todas las mujeres deben llevarlo, así como ropa holgada en público.

Cerca de tres meses de protestas 

El pasado 16 de septiembre, una joven kurda de 22 años, Mahsa Amini, murió bajo custodia. Había sido arrestada por la Policía de la Moral por llevar supuestamente mal puesto su velo. Según los activistas y su familia, la mujer murió tras recibir una paliza, pero las autoridades explicaron su muerte por problemas de salud preexistentes, algo que niegan sus padres. 

La muerte de la joven desató un movimiento de protestas por parte de la población, que se generalizó en todas las ciudades del país y que se replicó en decenas de países. Los iraníes no solo critican la dura aplicación de la ley islámica, la represión y la falta de libertades para las mujeres, sino también la esencia del poder político en Irán.  "No se trata de protesta, esto es una revolución", "no queremos República Islámica", "muerte al dictador", son algunos lemas de las protestas, gritados por los manifestantes o escritos en los muros de los edificios. Durante las manifestaciones, las mujeres también se quitaron y quemaron sus velos al grito de "¡Mujer, vida, libertad! 

A pesar de violenta represión, el movimiento no paró. Según la organización Iran Human Rights, con sede en Oslo, cerca de 450 personas murieron desde el pasado septiembre. Además, al menos 2.000 personas han sido acusadas de diversos delitos por su participación en las movilizaciones, de las que seis han sido condenadas a muerte. La república islámica solo reconoce unos 300 fallecimientos.

La discusión sobre "difundir la cultura de la decencia y el hiyab"

La policía de la moral fue creada bajo el mandato del presidente ultraconservador Mahmud Ahmadineyad, para "difundir la cultura de la decencia y el hiyab". La unidad, formada por hombres con uniforme verde y mujeres con chador negro (que cubre la cabeza y la parte superior del cuerpo), comenzó a patrullar en 2006. 

Esta policía evolucionó con los años, bajo el mandato del presidente moderado Hassan Rohani el código de vestimenta era un poco más flexible, pero con su sucesor, el ultraconservador Ebrahim Raissi, la movilización de "todas las instituciones para reforzar la ley sobre los velos" fue impuesta, ya que, según él, "los enemigos de Irán y del islam querían socavar los valores culturales y religiosos de la sociedad difundiendo la corrupción".

El tema del velo es sensible en Irán y divide tanto a la población como a los políticos. Los conservadores se refieren a la ley de 1983, mientras que los progresistas quieren dar a las mujeres el derecho a elegir si lo llevan o no.

Irán anuncia el fin de la Policía de la Moral
Comentarios