domingo. 25.02.2024

El Gobierno de Irán ha asegurado este miércoles que Arabia Saudita está abierto a continuar con el diálogo para intentar solucionar la crisis bilateral, después de que Teherán y Riad cortaran sus lazos diplomáticos en 2016 y tras varias rondas de contactos en Irak.

El ministro de Exteriores iraní, Hosein Amirabdolahian, ha afirmado que ha mantenido una conversación con su homólogo saudí, el príncipe Faisal bin Farhan al Saud, en el marco de una cumbre regional en Jordania sobre la situación en Irak. "El ministro saudí me ha asegurado la disposición de su país a continuar el diálogo con Irán", ha dicho en un mensaje en su cuenta en la red social Twitter.

Asimismo, ha recalcado que durante la cumbre Teherán "ha reafirmado su apoyo a Irak" y ha reseñado que también ha mantenido reuniones con sus homólogos de Omán, Qatar, Irak y Kuwait. Sin embargo, no ha facilitado detalles sobre el contenido de estas reuniones. Irak ha acogido desde abril de 2021 cinco rondas de conversaciones directas entre ambos países, la última de las cuales tuvo lugar en abril de este año. El sexto encuentro ha estado en agenda desde hace meses, si bien no se ha materializado, en medio de especulaciones de que por primera vez tenga lugar a nivel de ministros de Exteriores, informó la agencia de noticias Europa Press. 

Las relaciones entre ambos países quedaron rotas en 2016, cuando Arabia Saudita ejecutó al clérigo chií Nimr al Nimr, un acérrimo crítico de las autoridades del reino árabe. La muerte del religioso desató un ataque contra la Embajada saudí en Teherán, lo que llevó a Riad a desentenderse de cualquier vínculo con la República Islámica.

Por otra parte, Amirabdolahian ha tildado de "inaceptable" la "interferencia" de Francia en los asuntos internos iraníes y ha reclamado a París que "reconsidere su posición". "Nos hemos mostrado de acuerdo en que el camino del diálogo y la diplomacia es preferible", ha señalado tras una reunión con su homóloga francesa, Catherine Colonna.

Las autoridades iraníes se han mostrado críticas con Francia por su respaldo a las manifestaciones que se suceden desde septiembre en el país a raíz de la muerte bajo custodia de Mahsa Amini, una joven detenida por supuestamente llevar mal puesto el velo. Teherán ha recalcado que entre los detenidos hay personas que pertenecen a los servicios de Inteligencia franceses.

La Guardia Revolucionaria de Irán confirmó recientemente que más de 300 personas han muerto desde el inicio de las protestas, en el que supuso el primer balance oficial desde el inicio de las movilizaciones por la muerte de Amini, miembro de la minoría kurda iraní. La cifra es inferior a la facilitada por la ONG Iran Human Rights que apunta a más de 400 muertos a causa de la represión por parte de las fuerzas de seguridad.

Irán dice que Arabia Saudita está abierta a continuar el diálogo para solucionar la crisis
Comentarios