sábado. 28.01.2023

Irán ejecuta a ciudadano británico a pesar de las súplicas por su liberación

Los medios estatales iraníes a menudo transmiten supuestas confesiones de sospechosos en casos políticamente cargados
El ahorcamiento es uno de los métodos usados por la justicia iraní para cumplir las ejecuciones judiciales. (Fuente externa)
El ahorcamiento es uno de los métodos usados por la justicia iraní para cumplir las ejecuciones judiciales. (Fuente externa)

Irán ejecutó al ciudadano británico-iraní Alireza Akbari, informó este sábado la agencia de noticias del poder judicial Mizan, luego de haber sentenciado a muerte a este ex viceministro de defensa iraní por cargos de espionaje para Gran Bretaña.

El secretario de Relaciones Exteriores británico, James Cleverly, dijo a última hora del viernes que Irán no debía continuar con la ejecución, un llamado del que se hizo eco el Departamento de Estado de Estados Unidos. Gran Bretaña había descrito la sentencia de muerte como políticamente motivada y pidió su liberación.

Mizan anunció en un tuit durante la madrugada del sábado que la sentencia se había ejecutado, sin decir cuándo. “Alireza Akbari, quien fue sentenciado a muerte por cargos de corrupción y acción extensiva contra la seguridad interna y externa del país a través de espionaje para el servicio de inteligencia del gobierno británico... fue ejecutado”, escribió.

El informe acusaba a Akbari, arrestado en 2019, de recibir 1.805.000 euros, 265.000 libras y 50.000 dólares por espionaje. En una grabación de audio supuestamente de Akbari y transmitida por la BBC Persian el miércoles, contó que había confesado crímenes que no había cometido después de una extensa tortura. “Con más de 3.500 horas de tortura, drogas psicodélicas y métodos de presión fisiológicos y psicológicos, me quitaron la voluntad. Me llevaron al borde de la locura... y me obligaron a hacer confesiones falsas por la fuerza de las armas y amenazas de muerte”, dijo. Akbari era un aliado cercano de Ali Shamkhani, ahora secretario del Consejo Supremo de Seguridad Nacional de Irán, quien fue ministro de Defensa de 1997 a 2005, cuando Akbari era su adjunto.

Los medios estatales iraníes transmitieron un video el jueves que, según dijeron, mostraba que Akbari desempeñó un papel en el asesinato en 2020 del principal científico nuclear de Irán, Mohsen Fakhrizadeh, asesinado en un ataque en 2020 en las afueras de Teherán, que las autoridades culparon en ese momento a Israel. En el viíeo, Akbari no confesó su participación en el asesinato, pero dijo que un agente británico había pedido información.

Los medios estatales de Irán a menudo transmiten supuestas confesiones de sospechosos en casos políticamente cargados. La agencia de noticias Reuters no pudo verificar la autenticidad del vídeo y el audio de los medios estatales, o cuándo o dónde fueron grabados.

Los lazos entre Londres y Teherán se han deteriorado en los últimos meses. Gran Bretaña ha criticado la violenta represión de la República Islámica contra las protestas antigubernamentales, provocadas por la muerte bajo custodia de una joven iraní-kurda en septiembre. El ministro de Relaciones Exteriores británico dijo el jueves que Gran Bretaña estaba considerando activamente proscribir a la Guardia Revolucionaria de Irán como una organización terrorista, informó el portal Arab News.

Irán ha emitido docenas de sentencias de muerte como parte de la represión de los disturbios, y hasta ahora ha ejecutado al menos a cuatro personas.
 

Irán ejecuta a ciudadano británico a pesar de las súplicas por su liberación
Comentarios