domingo. 03.03.2024

Irán ejecutó esta semana a tres mujeres en 24 horas, todas acusadas de asesinar a sus maridos, informó este viernes una ONG. Existe una creciente preocupación por el aumento en el número de mujeres ahorcadas en Irán. Según los activistas, muchas de las que mataron a sus maridos fue por que eran abusivos o se casaron cuando eran niñas o incluso parientes.

Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega, dijo que el 27 de julio tres mujeres fueron ejecutadas en diferentes prisiones por asesinar a sus maridos en casos separados, lo que significa que al menos diez mujeres han sido ejecutadas por Irán en 2022. Senobar Jalali, ciudadana afgana, fue ejecutada en una prisión en las afueras de Teherán. Mientras tanto, Soheila Abedi, que se había casado con su marido cuando tenía solo 15 años, fue ahorcada en una prisión de la ciudad de Sanandaj, en el oeste de Irán. Había cometido el asesinato a los diez años de casada y fue condenada en 2015.

Faranak Beheshti, que había sido condenada hace unos cinco años por el asesinato de su marido, fue ejecutada en la prisión de la ciudad noroccidental de Urmia.

Los activistas argumentan que las leyes de Irán están en contra de las mujeres, que no tienen derecho a exigir unilateralmente el divorcio, ni tan siquiera en casos de violencia doméstica y abuso.

Un informe de IHR publicado en octubre del año pasado señaló que al menos 164 mujeres fueron ejecutadas entre 2010 y octubre de 2021. Pero los activistas están alarmados por un aumento en las ejecuciones en Irán este año, coincidiendo con el ascenso del exjefe judicial Ebrahim Raisi a la presidencia en 2021 y las protestas por la crisis económica. Al menos 306 personas han sido ejecutadas hasta ahora en Irán en 2022, según un recuento del IHR.

El Centro Abdorrahman Boroumand para los Derechos Humanos en Irán, con sede en Washington, y Amnistía Internacional con sede en Londres, declararon el miércoles que Irán está llevando a cabo ejecuciones a un “ritmo aterrador” en un “ataque abominable” al derecho a la vida.

Entre los arrestados en las últimas semanas en una represión contra las voces críticas se encuentra el director de cine Mohammad Rasoulof, cuya lacerante película 'No hay mal' sobre los efectos de la pena de muerte en Irán ganó el Oso de Oro en el Festival de Cine de Berlín de 2020.

Irán ejecuta a tres mujeres en un solo día por asesinar a sus maridos
Comentarios