viernes. 01.07.2022

Otro alto oficial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica murió en circunstancias misteriosas en Irán.

El coronel Ali Esmailzadeh, de la fuerza de élite Quds, murió en un “incidente en su residencia” en la ciudad de Karaj, a unos 35 kilómetros al noroeste de Teherán, informaron el viernes las autoridades iraníes. Fuentes cercanas a la Guardia Revolucionaria señalaron que el oficial cayó desde el techo o balcón de su casa.

Las autoridades negaron que el coronel Esmailzadeh hubiera sido asesinado, pero su muerte es la segunda en dos semanas entre oficiales de la Fuerza Quds, que supervisa las operaciones militares de Irán en el extranjero.

El 22 de mayo, dos hombres armados no identificados en una motocicleta le dispararon cinco veces al coronel Hassan Sayyad Khodaei en un coche frente a su casa en Teherán. Irán culpó de su muerte a Estados Unidos y sus aliados, incluido Israel. Irán tradicionalmente culpa a Israel por tales asesinatos selectivos, incluidos los de científicos nucleares en los últimos años. La muerte del coronel Khodai, de 50 años, fue el asesinato de más alto perfil dentro de Irán desde el asesinato en noviembre de 2020 del destacado científico nuclear Mohsen Fakhrizadeh, que también se atribuyó a Israel.

La última muerte misteriosa se produjo cuando Israel volvió a advertir el viernes que tomaría medidas independientes para evitar que Irán cree una bomba nuclear.

“Si bien prefiere la diplomacia para negarle a Irán la posibilidad de desarrollar armas nucleares, Israel se reserva el derecho a la autodefensa y la acción contra Irán para detener su programa nuclear si la comunidad internacional no lo hace dentro del plazo pertinente”, dijo el primer ministro, Naftali Bennett a Rafael Grossi, jefe de la Agencia Internacional de Energía Atómica, el organismo de control nuclear de la ONU.

La advertencia de Israel se produjo en medio de una creciente tensión antes de una reunión crucial la próxima semana de la junta de gobernadores de la agencia, en la que se espera que Irán sufra una reprimenda oficial por no explicar la presencia de partículas de uranio en tres sitios de desarrollo nuclear no declarados.

Irán dijo el viernes que respondería de inmediato a cualquier acción de este tipo en la reunión, que comienza el lunes. “Cualquier acción política por parte de EEUU y los tres países europeos en el OIEA provocaría sin duda alguna una respuesta proporcionada, efectiva e inmediata”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores Hossein Amir-Abdollahian.

Es casi seguro que una resolución crítica en la OIEA significaría el final de las conversaciones en Viena para revivir el moribundo acuerdo de 2015 para frenar el programa nuclear de Irán. Las conversaciones sobre el tema en Viena están estancadas desde marzo.

Por otro lado, medios de comunicación en idioma persa informaron este sábado que el pasado martes falleció el doctor Ayoob Entezari, especialista en ingeniería aérea y espacial de la Universidad Sharif en Teherán. Entezari trabajaba en el Centro de Investigación y Desarrollo en la ciudad de Yazd, en el que se dedicaba al desarrollo de misiles y drones. En base a algunos de los informes su muerte fue causada por intoxicación alimentaria. Hasta el momento, su muerte no fue informada en medios oficiales de Irán.

Irán informa de la muerte de otro coronel de la Guardia Revolucionaria
Comentarios