lunes 23/5/22

Los líderes del G7 confrontan a China y pactan detener futuras pandemias

Las principales democracias del mundo se comprometerán a prevenir que vuelva a producirse una crisis sanitaria
Joe Biden (frente), Boris Johnson (izq.) la Reina Isabel II (centro) y el presidente de Francia, Emmanuel Macron (der.)
Joe Biden (frente), Boris Johnson (izq.) la Reina Isabel II (centro) y el presidente de Francia, Emmanuel Macron (der.)

Al margen del segundo día de la cumbre de los líderes del G7, el presidente estadounidense, Joe Biden, "convenció" al resto de mandatarios, reunidos en Carbis Bay (Reino Unido), para lanzar un gran plan de infraestructuras que contrarreste el avance de China.

En ese sentido, los dirigentes del G7 acordaron este sábado lanzar la iniciativa "Build back better for the world" (reconstruir mejor para el mundo) para "responder a las necesidades tremendas de infraestructuras en los países de ingresos medios y altos", informó la Casa Blanca en un comunicado. El plan quiere ser una alternativa al proyecto chino "One Belt, One Road" (una ruta, un cinturón), que pretende revitalizar la conocida como Ruta de la Seda mediante la modernización de infraestructuras y telecomunicaciones para mejorar la conectividad entre Asia y Europa.

Previamente, el primer ministro británico, Boris Johnson, calificó de "momento histórico" la firma por los líderes del G7 de la "Declaración de Carbis Bay”, un acuerdo destinado a actuar para prevenir futuras pandemias. "Con este acuerdo, las principales democracias del mundo se comprometerán a prevenir que vuelva a producirse una pandemia mundial, para que la devastación causada por Covid-19 no se repita", tuiteó Johnson.

Los líderes del G7 abordaron planes para evitar futuras pandemias, medidas para fortalecer la economía mundial, así como los retos de política exterior de cara al segundo día de la cumbre que se celebra en Reino Unido.

Asimismo, a los representantes del grupo de países ricos (Estados Unidos, Reino Unido, Alemania, Francia, Italia, Canadá, Japón y la Unión Europea) se sumaron a los cuatro invitados por el primer ministro británico, Boris Johnson, anfitrión de la cumbre: India, Australia, Sudáfrica y Corea del Sur.

El presidente de Francia, Emmanuel Macron y el primer ministro británico, Boris Johnson, mantuvieron  una reunión bilateral, en la que abordaron el estado de las relaciones entre ambos países y con la Unión Europea, deterioradas por las prórrogas unilaterales que el Reino Unido ha adoptado en la imposición de controles aduaneros en Irlanda del Norte.

En el curso de la conversación, el francés se declaró dispuesto a "resetear" el lazo con los británicos, señalaron fuentes del Elíseo.

Pese a ello, recordó a Johnson que ese nuevo comienzo estará supeditado a que "los británicos respeten la palabra dada a los europeos y el marco definido por los acuerdos del Brexit", agregaron las fuentes.

Los líderes del G7 confrontan a China y pactan detener futuras pandemias
Comentarios