lunes 17/1/22

Localizado en Francia un ex militar de Ruanda sospechoso de crímenes contra la humanidad

Aloys Ntiwiragabo era el jefe de la inteligencia durante el genocidio ruandés de 1994
Imágenes difundidas por @Mediapart de Aloys Ntiwiragabo, el sospechoso ruandés de crímenes contra la humanidad ahora localizado en Francia.
Imágenes difundidas por @Mediapart de Aloys Ntiwiragabo, el sospechoso ruandés de crímenes contra la humanidad ahora localizado en Francia.

Una investigación preliminar por "crímenes contra la humanidad" se abrió este viernes contra Aloys Ntiwiragabo, jefe de la inteligencia militar durante el genocidio ruandés de 1994 y quien al parecer viviría en Francia, informó este sábado la fiscalía nacional antiterrorista.

La investigación, según recoge www.dw.com, se inició a raíz de un artículo de Mediapart que afirmaba haberlo encontrado cerca de Orleans (130 km al sur de París). En el pasado, los fiscales del Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR) lo habían acusado de haber sido uno de los arquitectos del genocidio de 1994 en Ruanda que, según la ONU, dejó al menos 800.000 muertes, principalmente en la minoría tutsi.

Ni el TPIR, ni la Interpol ni las autoridades de Francia o Ruanda buscaban activamente a Ntiwiragabo y, de hecho, habían retirado hace años las órdenes de arresto. La revelación de su paradero se produce apenas dos meses después de que otro presunto arquitecto de genocidio, Felicien Kabuga, fuera arrestado en las afueras de París después de huir de la policía durante 25 años.

La sección de "crímenes contra la humanidad" del Tribunal de París quería interrogarlo como testigo en 2012 en el marco de una investigación y acudió a las autoridades ruandesas que, según una fuente judicial, respondieron que Ntiwiragabo estaba refugiado en un país africano. En esas actas de acusación de 1998, que tenían como objetivo a sospechosos de figurar entre los responsables del genocidio de 1994 en Ruanda, procuradores del TPIR mencionaron a Ntiwiragabo.

A Ntiwiragabo se le menciona como miembro de un grupo de once funcionarios que, "desde fines de 1990 hasta julio de 1994 (...) elaboraron un plan para exterminar a la población civil tutsi y eliminar a miembros de la oposición y así permanecer en el poder", según esas actas. Francia ha servido durante tiempo como refugio para los sospechosos del genocidio y los investigadores franceses actualmente tienen docenas de casos abiertos.

Localizado en Francia un ex militar de Ruanda sospechoso de crímenes contra la humanidad
Comentarios