sábado. 15.06.2024

Los países intensificaron las restricciones de viaje a las llegadas desde China este viernes después de que se declarara una emergencia de salud mundial por una epidemia viral que ha matado al menos a 213 personas.

Casi 12,000 personas han sido infectadas en China por el nuevo coronavirus y se encontraron nuevos casos en el extranjero, con más de 20 países afectados por la enfermedad.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró el brote el jueves como una emergencia de salud global, pero dijo que no estaba recomendando ninguna restricción de comercio internacional o de viaje e instó a los numerosos países que ya están tomando esas medidas a que reconsideren.

La OMS ha declarado una emergencia de salud mundial cinco veces desde 2007: para la gripe porcina, la poliomielitis, el zika y dos veces para el ébola.

Pero la OMS advirtió el viernes que cerrar las fronteras probablemente no es efectivo para detener las transmisiones del virus e incluso podría acelerar su propagación.

"Como sabemos por otros escenarios, ya sea ébola u otros casos cuando la gente quiera viajar ... si los caminos oficiales no están abiertos, encontrarán caminos no oficiales", dijo el portavoz de la OMS, Christian Lindmeier, en Ginebra.

Las autoridades, las empresas y las personas preocupadas de todo el mundo han tomado el asunto en sus propias manos.

Muchas aerolíneas importantes suspendieron o redujeron esta semana los vuelos a China.

Rusia, que informó sus dos primeros casos el viernes, selló su remota frontera del lejano oriente.

Papua Nueva Guinea fue tan lejos como para prohibir a todos los visitantes de los "puertos asiáticos".

Algunos países prohibieron la entrada de viajeros desde Wuhan, la ciudad en la provincia central de Hubei donde apareció el virus por primera vez.

Italia, que ha detenido todos los vuelos hacia y desde China, declaró el estado de emergencia el viernes para acelerar los esfuerzos para prevenir la propagación del virus.

La aerolínea nacional de los Emiratos Árabes Unidos, Etihad Airways, suspenderá su conexión de servicio Beijing y Nagoya en Japón.

OMS advierte que cerrar las fronteras podría acelerar la propagación del coronavirus