miércoles. 22.05.2024

Tras el terremoto que sacudió Turquía el pasado 6 de febrero, unos protagonistas especiales han sido los perros de rescate que han salvado cientos de vidas en las tareas posteriores al seísmo.

Turquía está tan agradecida a la labor de estos canes que la aerolínea Turkish Airlines ha permitido que los perros, procedentes de todo el mundo, pudieran volver a sus lugares de origen en primera clase. Al país se desplazaron perros de rescate de todo el mundo, como España, Reino Unido, Estados Unidos, Alemania, Libia, China o Tailandia, acompañados de sus adiestradores.

"Como hemos estado experimentando un período extraordinario dentro de nuestras operaciones de evacuación debido a los terremotos centrados en nuestras regiones orientales y que afectaron a todo nuestro país y nación, llevamos a nuestros héroes, los equipos de rescate junto con sus perros, también en clase ejecutiva durante este período", dijo un portavoz de la aerolínea al diario Mirror.

"Era lo mínimo que podíamos hacer para mostrar nuestro aprecio por los esfuerzos sinceros y heroicos de estos perros heroicos", agregó el portavoz de la compañía.

Los perros se utilizan a menudo en los intentos de rescate cuando la maquinaria podría causar el derrumbe de los escombros y poner en riesgo a los supervivientes. Olfatean a los humanos y ladran o arañan el suelo para alertar a sus cuidadores sobre dónde es más fuerte el olor.

Además de darles una mejora a los perros, Turkish Airlines también proporcionó vuelos gratuitos para los evacuados.

Turkish Airlines concede asientos de primera clase a los perros de rescate