miércoles. 06.07.2022

Turquía recibe a dirigente libio en plenas tensiones en el Mediterráneo

Libia es escenario de un conflicto entre el GNA, reconocido por la ONU y el mariscal Haftar
Erdogan y el dirigente del gobierno libio de unión nacional (GNA), Fayez al-Sarraj.
Erdogan y el dirigente del gobierno libio de unión nacional (GNA), Fayez al-Sarraj.

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, recibió por segunda vez en menos de un mes al dirigente del Gobierno libio de Unión Nacional (GNA), Fayez al-Sarraj, unos días después de haber dicho que enviaría tropas a Libia para apoyarlo. Este encuentro a puerta cerrada, que no figuraba en la agenda pública del jefe del Estado turco, tuvo lugar en el palacio de Dolmabahce, en la orilla europea de Estambul, anunció la presidencia turca, sin más precisiones.

El 27 de noviembre en Estambul, los dos hombres firmaron un acuerdo de delimitación marítima y otro de cooperación en materia de seguridad que autoriza el envío de una eventual ayuda militar turca. Este texto fue presentado el sábado en el Parlamento turco para ser debatido y ratificado.

El acuerdo marítimo concluido en noviembre entre Turquía y Libia fue criticado por varios países, como Grecia y Chipre, ya que permite a Ankara reivindicar derechos sobre vastas zonas del Mediterráneo oriental, ricas en hidrocarburos.

Erdogan declaró el martes que Turquía está dispuesta a desplegar tropas en Libia para apoyar al GNA si este, que hace frente a una ofensiva de las fuerzas rivales del mariscal Khalifa Haftar, lo solicitaba.

Preguntado al respecto el domingo en una entrevista con la cadena de televisión A Haber, Erdogan declaró que "Turquía decidirá sola qué iniciativa tomar" en caso de solicitud de envío de tropas a Libia.

"Ya he dicho que estábamos dispuestos a aportar cualquier tipo de ayuda a Libia", añadió.

Como señal de acercamiento entre ambos países, Ankara anunció el sábado que los libios menores de 16 años o de más de 55 podrían viajar a Turquía sin visado.

Libia es escenario de un conflicto entre el GNA, reconocido por Naciones Unidas y apoyado por Turquía y Qatar, y el mariscal Haftar, hombre fuerte en el este libio.

Las fuerzas de Haftar, que realizan desde abril una ofensiva contra Trípoli, anunciaron el jueves una nueva "batalla decisiva" para conquistar la capital.

Turquía recibe a dirigente libio en plenas tensiones en el Mediterráneo
Comentarios