lunes. 04.07.2022

Vuelven a Alemania los restos del avión secuestrado por la RAF que paró en Dubai

El país europeo ha pagado más de dos millones de euros por el traslado y lo expondrá en un museo
El avión secuestrado de Lufthansa está ahora abandonado en un aeropuerto de Brasil.
El avión secuestrado de Lufthansa está ahora abandonado en un aeropuerto de Brasil.

Los restos del histórico avión 'Landshut' cuyo secuestro hace cuarenta años por los terroristas de la Fracción del Ejército Rojo (RAF, por sus siglas en alemán) causó una gran conmoción internacional, han llegado este sábado a Alemania procedente de Brasil.

El 13 de octubre de 1977, un avión Boeing 737-200 de la compañía de bandera alemana Lufthansa, que operaba el vuelo 181 entre Palma de Mallorca (España) y Fránkfurt (Alemania), fue secuestrado por cuatro integrantes del Frente Popular para la Liberación de Palestina, bajo la dirección del grupo terrorista alemán Fracción del Ejército Rojo. El vuelo, después de cinco días de drama con escalas en los aeropuertos de Roma, Manama, Dubai, Adén y Lárnaca, fue liberado por un comando alemán antiterrorista el 18 de octubre en el aeropuerto de Mogadiscio, Somalia. En la intervención murieron tres de los terroristas y se salvaron todos los rehenes, excepto el capitán del vuelo, quien fue herido mortalmente por el jefe de los terroristas un día antes.

El traslado de la mayor parte del fuselaje de esta vieja aeronave comercial, convertida a día de hoy en chatarra, se realizó en un avión de mercancías Antonov 124 que aterrizó en la ciudad alemana de Friedrichshafen, en el sur del país. El resto de piezas se prevé que lleguen a Alemania el próximo miércoles.

Una vez que el retorno de la aeronave se haya completado, se procederá a su ensamblaje para a continuación incorporar la pieza histórica a la exposición permanente del Museo Dornier de Aviación Friedrichshafen.

El traslado de la chatarra desde el norte de Brasil, lugar donde el avión se oxidaba desde hacía años en el "cementerio de aviones" del Aeropuerto Pinto Martins de Fortaleza, busca ahora conmemorar ese capítulo oscuro de la historia germana.

A principios de agosto de este año la noticia de que el Gobierno alemán había comprado y estaba dispuesto a gastar una suma millonaria por "repatriar" los restos de un viejo avión comercial sorprendió a la opinión pública brasileña. Alemania compró el avión por 75.936 reales (unos 22.000 euros). Los costos finales de desmontaje, traslado, nuevo montaje y modernización ascenderán sin embargo a los 2 millones de euros.

Vuelven a Alemania los restos del avión secuestrado por la RAF que paró en Dubai
Comentarios