lunes 24/1/22

Alatul, una banda española de rock en Arabia Saudita

El grupo, que consta de cinco integrantes, cuenta en una entrevista con EL CORREO su trayectoria a lo largo de tres años en este reino del Golfo Arábico
Nacho, a la guitarra eléctrica.
Nacho, a la guitarra eléctrica.

Alatul, una palabra árabe que significa “ir recto o seguir adelante”, es el nombre de la primera y única banda española en Arabia Saudita, concretamente en Riad, su capital. Todos los componentes del grupo trabajan para la consultoría de ingeniería y arquitectura Typsa. En Arabia, sólo se puede tocar en casa o en eventos privados, aunque hay tiendas en las que existe la posibilidad de comprar todo tipo de instrumentos, eso sí, probarlos antes de llevarlos no está aún permitido.

Nacho, a la guitarra eléctrica, es un ingeniero de Madrid de 36 años de edad. Lleva dos años y medio en Riad. Lean, de 32 años, el cantante del grupo, viene de Sevilla. Aparejador de profesión, lleva tres años en Riad. David, a la batería, es otro madrileño de adopción de 49 años. Es arquitecto y vive en la capital de Arabia desde hace tres años. Musta, al bajo, es el único extranjero de la banda. Proviene de Egipto. Tiene 27 años, es ingeniero eléctrico y lleva tres años en la empresa, aunque muchos más en Riad. Pablo, a la guitarra acústica, es de Sevilla. De sus 35 años, cuatro los ha pasado en Riad. Es el que lleva más tiempo en la empresa y es arquitecto de profesión. Tres de ellos cuentan en una entrevista a EL CORREO cómo su pasión por tocar los unió para emprender esta aventura musical en pleno corazón del mundo árabe.

¿Cómo se creó el grupo?

David: Aparte de trabajar en Typsa, cuando llegué hace tres años a Riad, quise recuperar mi pasión por la música y volver a tocar en una banda -algo que dejé de hacer durante 10 años por motivos de trabajo y familia-. Al llegar a Arabia pensé que era el momento ideal de retomarlo ya que tendría tiempo libre pues mi familia se había quedado en España.

Enseguida hice amistad con Pablo y Lean en el trabajo; estábamos en el mismo departamento y comentamos la posibilidad de crear un grupo.

Lean: Desafortunadamente no sabía tocar ningún instrumento, sin embargo la idea me motivaba muchísimo, por lo que decidí probar a cantar.

David: Lean dominaba la Sing Star (jajajaj). Pablo y yo quedamos un día para ver qué podíamos hacer, él tenía una guitarra en su casa y tocaba en algún evento privado. Lean se unió y tomamos la decisión de tirar para adelante -alatul en árabe- con lo del grupo. En el siguiente viaje a España me traje mi batería y mi guitarra eléctrica. Así empezó todo.

Al principio los ensayos eran en mi casa, Pablo, Lean y Pepe, un ex-compañero de trabajo que ya no vive en Riad, que tocaba el bajo. Al poco tiempo nos enteramos de que Nacho tocaba la guitarra eléctrica y le invitamos a formar parte del grupo junto con Carlos, otro compañero guitarrista que ya fue repatriado. Con los primeros ensayos en mi apartamento, que se encuentra ubicado en uno de los compounds de Riad, llegaron las primeras quejas cariñosas por parte de los vecinos y tuvimos que buscar otro lugar.

Lean: Afortunadamente nuestra empresa siempre nos ha echado una mano y nos ha buscado espacios donde ensayar desde entonces.

Una vez que dos de nuestros miembros abandonaron Arabia, corrimos la voz de que necesitábamos un bajo. Así fue como llegó Musta a la banda; nosotros ya sabíamos que tocaba en un grupo en Egipto, por lo que hablamos con él para proponerle la idea.

El problema era que él es guitarrista, pero en seguida nos dijo que no nos preocupáramos. Durante su primer ensayo nos dejó con la boca abierta cuando se puso a tocar el bajo sin haberlo hecho nunca antes ¡Oficialmente teníamos al nuevo bajista!

¿Tuvisteis algún problema para traeros los instrumentos a Arabia Saudita?

David: No, no tuvimos ningún problema en absoluto.

Nacho: En Riad puedes comprar instrumentos de todo tipo y está permitido tocarlos en la privacidad. Pero sólo allí.

En las tiendas no puedes probar los instrumentos, de hecho yo me compré una guitarra eléctrica y no pude probarla hasta que llegué a casa.

¿Cada cuánto tiempo ensayáis?

David: Dos veces a la semana si podemos. Últimamente lo hacemos algo menos por motivos de vacaciones o trabajo.

Lean: O más bien que la fama se nos ha subido a la cabeza…. (Jajajaja).

David: Eso al cantante (jajajaja).

¿Cuándo tocáis?

Lean: Cada mes o mes y medio solemos tocar en algún evento. Las mejores fechas son primavera y otoño, que es cuando todos loscomponentes coincidimos aquí en Riad y también es cuando tenemos más fácil cerrar eventos con los organizadores.

¿Dónde tocáis?

David: Siempre tocamos en compounds o en embajadas. Nuestros lugares favoritos son recintos pequeños en los que el público puede participar e interactuar más con la banda.

Lean: Para mí es importante que el público participe y se involucre en el concierto. Esto es mucho más fácil de conseguir cuando el local es pequeño.

A veces no esperamos a que nos contraten, también hemos montado algún evento por nuestra cuenta, aunque es muchísimo trabajo y muy difícil de compaginar con nuestra profesión; cientos de llamadas y mensajes para organizar la lista de invitados, gestiones con el compound y seguridad, logística, montaje de escenario y del sonido..., en fin, un gran esfuerzo.

La realidad es que en estos tres años ya hemos tocado en la mayoría de lugares que teníamos previstos en Riad. Ahora queremos hacerlo en algún otro país del Golfo.

David: En estos momentos estamos hablando con una sala de conciertos en Bahrein ya que se nos ha presentado la oportunidad de tocar allí. A ver qué pasa…

Lean: Eso es que David es muy “pesado” y no deja pasar oportunidad alguna (jajaja). Siendo honestos, suele salirse con la suya.

¿Qué tipo de música tocáis?

Nacho: Hacemos versiones de pop-rock actual y comercial. Nos gusta que el público se sepa las letras y canten con nosotros. A la hora de elegir las canciones cada uno aporta su granito de arena.

David: Tenemos gustos diferentes, algo que ayuda a que nuestro repertorio sea variado pero dentro de una coherencia de estilo. Al final siempre llegamos a un acuerdo en lo que queremos tocar.

Nacho: Una pena que no esté aquí Pablo para matizar esa respuesta David… (Jajajaja)

Lean: ¿Qué pasa? ¿No le gusta nuestro repertorio? (Jajajaja). La verdad es que lo tenemos un poco machacado con este tema.

¿Ha cambiado el grupo desde sus inicios?

Lean: Cada vez tocamos más canciones de rock y con más energía.

Nacho: Al principio elegíamos canciones que queríamos cantar y no pensábamos tanto en la audiencia. Ahora en cambio optamos por letras que sabemos que les van a gustar al público y se lo van a pasar mejor.

¿Quién se hace cargo del tema del sonido durante los conciertos?

Nacho: Yo me encargo del sonido. No soy profesional pero he aprendido. Conozco los aparatos y poco a poco, con el dinero que hemos ido ganando en los conciertos, tenemos más y mejor equipo. Contamos con material modesto pero suficiente para hacer estos conciertos.

¿Tocáis por dinero?

David: No. El dinero que sacamos solemos invertirlo en equipo de sonido. También en darnos algún viaje. No podríamos vivir de ello, pero cada vez tenemos más seguidores, nos conocen más y podemos cobrar mejor.

¿Quién es vuestro público?

Lean: La banda cuenta con un grupo incondicional de seguidores que son compañeros de trabajo y amigos -el hecho de trabajar en una empresa española en Arabia ayuda-. Pero el boca a boca ha hecho mucho, mucha gente ha oído hablar de nosotros, y la verdad es que siempre se interesan en venir a nuestros conciertos, estamos muy contentos con la aceptación que estamos teniendo.

De hecho, en el último que organizamos nosotros, contamos con un público de 20 nacionalidades diferentes, la verdad es que una mezcla de culturas muy sorprendente.

David: La pena es que los locales no suelen formar parte del público por las restricciones que tienen a la hora de entrar en los compounds de expatriados.

¿Qué os diferencia del resto?

David: Intentamos hacer conciertos donde nos lo pasemos bien y contagiar esa actitud haciendo participar al público. No tenemos mucho sentido del ridículo, lo que es fundamental para pasarlo bien -será por la sangre latina tal vez y la pasión por la diversión-. Intentamos crear un ambiente especial y muy vivo.

Lean: Los 60 o 70 amigos que siempre vienen con nosotros sin importar cuantas veces nos hayan escuchado ya.

¿De dónde viene el nombre Alatul?

Lean: Cuando estábamos buscando nombre para la banda Pablo propuso “Alatul” y yo entendí que quería decir “tó tieso” pero de dinero y me hizo gracia. Algo después me enteré que “Alatul” quería decir “seguir recto o tirar hacia adelante”. Así que, como todos estábamos de acuerdo en que nos gustaba, pues ahí quedó la cosa.

David: Una vez estaba en un taxi y el conductor me preguntó en árabe “¿alatul?” -queriendo decir si seguía recto-. Le contesté que sí… Siempre está bien pensar que te reconocen aunque no sea la verdad (jajaja).

El grupo tiene programado sus próximos conciertos el 19 de mayo en la Embajada de Francia en Riad y el 3 de junio en la Embajada de España. 

Alatul, una banda española de rock en Arabia Saudita
Comentarios