jueves 27/1/22

Arabia Saudita acuerda un alto el fuego limitado en Yemen

Emiratos Árabes Unidos ha señalado que tiene la intención de reducir su presencia y que su último soldado se marchará del país a fin de año
Fuerzas de Arabia Saudita en Adén.
Fuerzas de Arabia Saudita en Adén.

Arabia Saudita acordó un alto el fuego limitado en varias zonas de Yemen, incluida la capital, Saná, controlada por los rebeldes hutíes respaldados por Irán, como parte de los esfuerzos más amplios para poner fin a un conflicto de cuatro años que ha amenazado con intensificarse en una guerra regional. 

Según informa la agencia Bloomberg, un funcionario del gobierno yemení y un diplomático señalaron que se estaban realizando intentos para expandir la tregua.

La semana pasada, los hutíes anunciaron un alto unilateral a los cientos de ataques con drones y misiles que se han dirigido a territorio de Arabia Saudita, el mayor productor de la OPEP en los últimos años.

Los avances aparentes siguen a un ataque devastador en las principales instalaciones petroleras saudíes que redujo a la mitad brevemente la producción del país y sacudió los mercados mundiales este mes. Los hutíes de Yemen dijeron que llevaron a cabo el ataque usando un conjunto de aviones no tripulados, pero Estados Unidos señaló a Irán como responsable.

El petróleo cayó después del anuncio este viernes de un alto el fuego parcial en Yemen. Arabia Saudita está ya bombeando más de ocho millones de barriles por día, según personas familiarizadas con el asunto. 

Yemen ha estado en la primera línea de un enfrentamiento más amplio entre Irán y Arabia Saudita durante años, y los esfuerzos de las Naciones Unidas para lograr una tregua duradera se han estancado mientras las potencias regionales continuaron apoyando a los bandos opuestos.

Pero la escala del ataque Abqaiq, que eliminó el 5 por ciento de la oferta mundial de petróleo, expuso la vulnerabilidad de un sector vital para la economía global y ha dado un nuevo impulso a los esfuerzos diplomáticos.

Mohammed Ali Al-Houthi, miembro del Consejo Político de los rebeldes yemeníes, rechazó la medida  saudí como insuficiente, según el canal rebelde Al-Masirah TV, y dijo que el grupo aceptaría "una parada integral a la agresión y el levantamiento de el bloqueo en el puerto de Hodeidah en el Mar Rojo a cambio del alto el fuego que anunció la semana pasada".

Un diplomático yemení que tiene vínculos con diferentes partes del conflicto sostuvo que hay serias discusiones en curso sobre la duración y el alcance del alto el fuego y si cubrirá todos los territorios o solo la capital. Las discusiones están siendo mediadas por los países occidentales, dijo, y agregó que este podría ser un primer paso hacia un alto el fuego total o un alto total a los ataques aéreos de la Coalición liderada por Arabia Saudita.

Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita entraron en la guerra civil de Yemen en 2015 para apoyar al gobierno del presidente Abd Rabbuh Mansur Hadi después de que los hutíes lograran tomar el control de Saná y otras ciudades. A pesar de la abrumadora superioridad militar de los aliados del Golfo, la guerra se ha convertido en un atolladero. Al reconocer el creciente peligro de una escalada regional, Emiratos Árabes Unidos ha señalado que tiene la intención de reducir su presencia, y que su último soldado se marchará del país a fin de año.

El alto el fuego saudí se produce inmediatamente después de una visita a Arabia Saudita a principios de este mes del subsecretario de Estado de los EEUU para Asuntos del Cercano Oriente, David Schenker, quien dijo que Washington estaba hablando con los hutíes.

El Wall Street Journal fue el primero en informar que la administración Trump también estaba tratando de animar a Arabia Saudita a las negociaciones con los líderes rebeldes, en un momento en que crecían las preocupaciones sobre un posible conflicto más amplio con Irán.

Arabia Saudita acuerda un alto el fuego limitado en Yemen
Comentarios