martes 24/5/22

Arabia Saudita urge a Irán a abandonar su "comportamiento negativo" en la región

El rey saudí apareció en televisión muy debilitado, leyendo con lentitud y haciendo numerosas pausas
El Rey Salman de Arabia Saudita durante su intervención en la Cumbre Árabe-Europea.
El Rey Salman de Arabia Saudita durante su intervención en la Cumbre Árabe-Europea.

El rey Salmán de Arabia Saudita urgió el jueves a Irán a cambiar su "comportamiento negativo" en la región, llamando "a la cooperación y al diálogo" con su gran rival.

El país, socio de Estados Unidos, e Irán, en tensión permanente con Washington, son los dos pesos pesados de Oriente Medio y ejercen su influencia por medio de alianzas e intervencionismo militar, económico y cultural, en toda la región.

"Esperamos que (Irán) cambie su política y su comportamiento negativo", declaró el rey Salmán, acusando a Teherán de "desestabilizar" Oriente Medio.

El monarca, que cumple 86 años este viernes, expresó su deseo de que Teherán "se dirija hacia el diálogo y la cooperación", según la agencia de prensa oficial SPA, que publicó el texto íntegro de su discurso ante el Consejo de la Shura, principal órgano consultivo del país.

La locución del rey, retransmitida por televisión, se emitió con un retraso de tres horas y tuvo una duración de apenas cuatro minutos, en los cuales apareció muy debilitado, leyendo con lentitud y haciendo numerosas pausas.

Durante su discurso del año pasado, el monarca tuvo un tono menos conciliador, llamando a las potencias mundiales a adoptar una "posición firme" contra Teherán.

Pese a las tensiones, Arabia Saudita e Irán han mantenido desde abril varias discusiones con Irak como intermediario con el fin de mejorar sus relaciones.

Riad, que interviene en Yemen en apoyo a las fuerzas gubernamentales contra los rebeldes hutíes, acusó esta semana a Irán de ayudar a los insurgentes a lanzar ataques contra territorio saudí.

El jueves, el rey Salmán insistió en esas acusaciones, considerando que el apoyo de Teherán a los hutíes "amenaza la seguridad" de su país y agrava "la situación humanitaria" en Yemen, en este momento, una de las peores del mundo.
Según Naciones Unidas, la guerra ha provocado la muerte de 377.000 personas, la mayoría como consecuencia indirecta del conflicto, como la falta de agua potable, el hambre y las enfermedades.

Arabia Saudita urge a Irán a abandonar su "comportamiento negativo" en la región
Comentarios