jueves 2/12/21

Biden quiere poner fin al papel de policía global de Estados Unidos

“Nuestra estrategia tiene que cambiar", dijo el presidente estadounidense
Biden, durante el discurso dirigido a la nación de Estados Unidos y visiblemente emocionado. (Twitter)
Biden, durante el discurso dirigido a la nación de Estados Unidos y visiblemente emocionado. (Twitter)

“Estados Unidos ha vuelto“, decía el eslogan del presidente Joe Biden, pero su salida sin complejos de Afganistán muestra que Estados Unidos no volverá a la normalidad.

Más allá del trauma de la evacuación de Kabul, Biden está lanzando una retirada mucho más amplia: detener el uso de vastos recursos militares para imponer el orden y los valores estadounidenses en todo el planeta.

“Esta decisión sobre Afganistán no se trata solo de Afganistán “, dijo Biden en lo que muchos vieron el martes como un discurso histórico. “Se trata de poner fin a una era de importantes operaciones militares para rehacer otros países".

“Los derechos humanos estarán en el centro de nuestra política exterior, pero la forma de hacerlo no es a través de despliegues militares“, dijo. “Nuestra estrategia tiene que cambiar “.

Benjamin Haddad, director del Centro de Europa en el Atlantic Council y experto en relaciones transatlánticas, calificó el discurso “como uno de los repudios más elocuentes del internacionalismo liberal por parte de cualquier presidente estadounidense en las últimas décadas“.

Para aquellos estadounidenses a los que les gusta imaginar que su país es una superpotencia única e invencible: ganadora de la Guerra Fría, luego increíble intervencionista militar en todas partes, desde Irak hasta África desde entonces- "esto es un shock".

Para la mayoría, sin embargo, las encuestas muestran que es probable que la estrategia de Biden sea popular. La presidencia de Biden generalmente se ve como un repudio a la Administración de Donald Trump.

Es cierto que muchas cosas, desde el decoro de la Casa Blanca hasta volver a entrar en el Acuerdo Climático de París, cambiaron el momento en que Biden entró en la Oficina Oval el 20 de enero.

Pero el abandono de Biden de las aventuras militares estadounidenses sin fin, lo que los detractores llaman ser “la policía del mundo“ es trumpiano.

Cuando Biden anunció "es hora de poner fin a esta guerra eterna en Afganistán", podría ser fácilmente Trump, dijo Charles Franklin, profesor de la Facultad de Derecho de Marquette y director de la encuesta de opinión de Marquette.

Hoy “el público no está comprometido con un papel internacional importante, ciertamente no como el que desempeñó Estados Unidos en las décadas de 1950 y 1990“, declaró Franklin a la agencia de noticias AFP.

Con respecto a Afganistán en particular, las encuestas muestran un fuerte respaldo a la salida (77 por ciento, según una nueva encuesta del Washington Post-ABC News), incluso si Biden está recibiendo una paliza por la forma caótica dela retirada. Donde Biden difiere marcadamente del aislacionista Trump es en el entusiasmo por construir alianzas. Puede que Estados Unidos no sea un policía global fanfarrón, afirmó la teoría de Biden, pero puede ser un líder comunitario amistoso.

Su administración se movió rápidamente para volver a poner a Washington en el centro de las tortuosas negociaciones entre las principales potencias e Irán.

Biden quiere poner fin al papel de policía global de Estados Unidos
Comentarios