miércoles. 24.04.2024

Un barco atacado por rebeldes hutíes se ha hundido en el Mar Rojo después de días inundado, dijeron fuentes estatales este sábado. Se trata del primer buque completamente destruido como parte de la campaña de los yemeníes por la guerra de Israel contra Hamás en Gaza.

El hundimiento del Rubymar se produce cuando el transporte a través de la vía marítima crucial para los envíos de carga y energía desde Asia y Oriente Medio hacia Europa se ha visto afectado por los ataques de los hutíes.

Muchos barcos ya se han desviado de la ruta. El hundimiento podría provocar más desvíos y tasas de seguro más altas para los buques que navegan por la zona, elevando potencialmente la inflación global y afectando los envíos de ayuda a la región.

El Rubymar, con bandera de Belice, se había desplazado hacia el norte después de ser alcanzado por un misil balístico antibuque hutí el 18 de febrero en el estrecho de Bab el-Mandeb, cruce que une el Mar Rojo y el Golfo de Adén.

El Gobierno de Yemen, reconocido internacionalmente, así como un oficial militar regional, confirmaron que el barco se hundió. El funcionario habló bajo condición de anonimato porque no recibió autorización para hablar con los periodistas sobre el incidente.

La Oficina de Operaciones de Comercio Marítimo del Reino Unido (UKMTO) que vigila los mares de Oriente Medio, reconoció por separado el hundimiento del Rubymar el sábado por la tarde.

El Gobierno de Yemen en el exilio, que ha sido respaldado por una coalición liderada por Arabia Saudita desde 2015, dijo que el Rubymar se hundió el viernes por la noche cuando una tormenta afectó al Mar Rojo. El barco había estado abandonado durante 12 días después del ataque, aunque se habían hecho planes para intentar remolcarlo a un puerto seguro.

Los hutíes respaldados por Irán, que habían afirmado falsamente que el barco se hundió casi instantáneamente después del ataque.

"Un desastre ambiental"

El Comando Central del ejército estadounidense advirtió previamente que la carga de fertilizantes del barco, así como el combustible que se escapa, podrían causar daños ecológicos al Mar Rojo.

El primer ministro del gobierno internacionalmente reconocido de Yemen, Ahmed Awad Bin Mubarak, calificó el hundimiento del barco como “un desastre ambiental sin precedentes”. "Es un nuevo desastre para nuestro país y nuestro pueblo", escribió en X, antes Twitter. “Todos los días pagamos por las aventuras de la milicia hutí, que no se limitó a hundir a Yemen en el desastre golpista y la guerra”.

El buque británico Rubymar se hunde en el mar Rojo tras sufrir un ataque de los hutíes
Comentarios