viernes 27/5/22

El cerebro del 11-S recibió refugio en Qatar

"Si los qataríes nos lo hubieran entregado según lo solicitado en 1996, el mundo podría haber sido un lugar muy diferente", afirma el ex coordinador de Lucha contra el Terrorismo de EEUU
Khalid Sheikh Mohammed, terrorista pakistaní.
Khalid Sheikh Mohammed, terrorista pakistaní.

El autor de los ataques del 11-S recibió refugio en Qatar, según mantiene Richard Clarke, ex coordinador Nacional de Seguridad y Lucha contra el Terrorismo en las administraciones estadounidenses de Clinton y Bush en un artículo en el New York Daily News que publica el diario Khaleej Times.

"La mayoría de las personas asocian el nombre de Osama Bin Laden con los asesinatos masivos del 11 de septiembre en Nueva York, pero otro terrorista en serie fue el verdadero cabecilla. En 1993 me enteré de su nombre, Khalid Sheikh Muhammad (KSM), como el de alguien conectado al atentado con bomba de camiones contra el World Trade Center. Más tarde nos enteramos de que tenía una capacidad incomparable para organizar ataques terroristas a gran escala, algo que Bin Laden no tenía", escribió Clarke.

El maestro Khalid Sheikh Muhammed es un paquistaní que creció en Kuwait y estudió en Carolina del Norte para obtener su título universitario, informa el canal saudí Al Arabiya.

Después de estar implicado en el ataque de Nueva York en 1993, no volvió a aparecer hasta 1995 en Manila, cuando estuvo detrás de otra trama para bombardear aviones americanos sobre el Pacífico.

La seguridad estadounidense y el liderazgo político en 1996 "lo consideraban el terrorista individual más peligroso en general".

Más tarde, la administración estadounidense encontró que Khalid Sheikh estaba trabajando en Qatar en el Departamento de Agua, un empleo de cobertura estatal.

"Es un eufemismo decir que antes del 11 de septiembre el liderazgo militar estadounidense era muy reacio a participar en operaciones antiterroristas", subrayó.

Finalmente, la administración Clinton decidió acercarse directamente a los qataríes en el caso de Khalid Sheikh, según Clarke.

"Para mitigar el riesgo inherente a ese movimiento, se le pidió al embajador estadounidense que contactara con el emir para que éste hablara con el jefe del Servicio de Seguridad de Qatar. La petición fue que mantuvieran a Khalid Sheikh Muhammad durante unas horas hasta que pudiéramos aterrizar con un equipo de arresto y trasladarlo a Estados Unidos", afirmó Clarke.

Sin embargo, a las pocas horas de que el enviado estadounidense se reuniera con el emir, Khalid Sheikh desapareció de Doha.

Clarke considera que "Khalid Sheikh fue el organizador de los ataques del 11 de septiembre, del bombardeo de Bali en Indonesia, del asesinato del periodista estadounidense Daniel Pearl y otros ataques brutales".

Dos años después del 11 de septiembre, fue detenido en Pakistán por agentes estadounidenses acompañados por oficiales paquistaníes, y ahora se encuentra en la prisión militar de Guantánamo en Cuba.

"Si los qataríes nos lo hubieran entregado según lo solicitado en 1996, el mundo podría haber sido un lugar muy diferente", concluye Clarke.

El cerebro del 11-S recibió refugio en Qatar
Comentarios