lunes. 25.09.2023

El científico nuclear iraní Mohsen Fakhrizadeh  podría haber sido asesinado en noviembre pasado por un equipo del Mossad con una arma automatizada de una tonelada de peso, según reportó este miércoles el sitio británico Jewish Chronicle y publica ©EnlaceJudío.

Fakhrizadeh fue asesinado en una carretera a las afueras de Teherán el pasado 27 de noviembre. Teherán ha atribuido el asesinato a Israel, algo que fuentes diplomáticas citadas por The New York Times también afirmaron luego del asesinato.

El equipo que habría llevado a cabo el ataque, según Jewish Chronicle citando fuentes de inteligencia anónimas, habría tenido más de 20 miembros, tanto de nacionalidad israelí como iraní.

Los agentes habrían vigilado a Fakhrizadeh durante ocho meses antes del asesinato, de acuerdo con el reporte, y habrían estado en el momento del asesinato para operar el arma a distancia.

Fakhrizadeh habría sido alcanzado por una ráfaga de 13 balas disparadas por un arma automatizada, que no hirió ni a su esposa ni a los 12 guardaespaldas que viajaban con él. El arma, que habría sido introducida a Irán pieza por pieza en una complicada operación, habría estado montada en la parte trasera de un camión Nissan y detonó posterior al asesinato para borrar toda evidencia al respecto.

Estados Unidos no habría estado involucrado en el asesinato, según la publicación, aunque Israel le habría proporcionado a Washington algunas pistas al respecto.

La información estaba en la línea de afirmaciones de los medios iraníes después del asesinato de que el golpe se llevó a cabo desde lejos con un arma a control remoto colocada en un automóvil.

Según el informe del Jewish Chronicle, Irán ha "evaluado en secreto que pasarán seis años" antes de que un sustituto del científico asesinado sea "completamente operativo" y que su muerte haya "ampliado el período de tiempo que le tomaría a Irán lograr una bomba de aproximadamente de tres meses y medio a dos años ".

Poco después del asesinato, la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán dijo que se habría utilizado un arma controlada por satélite con “inteligencia artificial”.

Israel y Estados Unidos sostienen que Fakhrizadeh encabezó el programa de armas nucleares de Irán. Según las autoridades iraníes, Fakhrizadeh era viceministro de Defensa y realizaba trabajos sobre “defensa nuclear”.

Durante mucho tiempo se ha sospechado que Israel llevó a cabo una serie de asesinatos selectivos de científicos nucleares iraníes hace casi una década en un intento por golpear el programa nuclear bélico de Irán.

El ministro de Inteligencia de Irán dijo el lunes de esta semana que se sospecha que un miembro de las fuerzas armadas está involucrado en el asesinato de Fakhrizadeh.

Fakhrizadeh fue nombrado por el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu en 2018 como director del proyecto de armas nucleares de Irán. Cuando Netanyahu reveló entonces que Israel había sacado de un almacén en Teherán un vasto archivo iraní que detallaba su programa de armas nucleares, dijo: “Recuerden ese nombre, Fakhrizadeh“.

El científico nuclear iraní Fakhrizadeh, asesinado con arma automática de una tonelada