miércoles. 06.07.2022

Un cohete impacta contra un edificio cercano al aeropuerto de Kabul

"La situación en el lugar sigue siendo extremadamente peligrosa", dijo Biden

Un cohete ha impactado este domingo contra un edificio de Kabul cercano al aeropuerto, según han confirmado fuentes del Ministerio de Salud afgano a la cadena BBC. Este ataque, todavía no atribuido, habría dejado al menos un niño fallecido y otras tres personas heridas, de acuerdo con fuentes de Al Jazira, aunque este aspecto no ha podido ser verificado oficialmente.

Las imágenes recogidas por la cadena afgana 1TVNews muestran una columna de humo que emerge del edificio, localizado en el barrio de Jwaja Bughra, en el distrito 11 de la capital.

Este incidente tiene lugar después del atentado de la filial afgana de la organización terrorista Daesh que costó las vidas de 170 personas, entre ellas 13 militares estadounidenses, el pasado jueves, cerca del aeropuerto de la capital afgana, en medio del proceso de evacuación tras la conquista talibán.

Después de ese atentado reivindicado por el grupo Estado Islámico del Khorasan (EI-K), el presidente estadounidense, Joe Biden, consideró "muy probable" un nuevo ataque antes de la retirada de sus tropas el 31 de agosto. "La situación en el lugar sigue siendo extremadamente peligrosa y la amenaza de un ataque terrorista en el aeropuerto sigue siendo alta", escribió Biden en un comunicado el sábado por la noche. "Nuestros comandantes me informaron que era muy probable que se produjera un ataque en las próximas 24 a 36 horas".

Pocas horas después, la Embajada estadounidense en Kabul urgía a sus ciudadanos a alejarse del aeródromo "debido a una amenaza específica y creíble". Todo ello dos días después del atentado suicida en el aeropuerto que, según dos responsables sanitarios del antiguo Gobierno afgano, dejaron al menos 90 civiles muertos, una cifra que medios locales elevan a 170 personas.

Además, 13 soldados estadounidenses perdieron la vida en el peor golpe contra su ejército en Afganistán desde 2011. En respuesta, Washington atacó con dron intereses en el norte de Afganistán del Estado Islámico del Khorasan (EI-K), la rama de este grupo yihadista en la región que reivindicó el atentado suicida. "Dos objetivos importantes", "organizadores y operadores" del EI-K, fallecieron y otro resultó herido, anunció el sábado el Pentágono. "Este ataque no será el último", advirtió Biden. "Continuaremos persiguiendo a todo individuo implicado en este atentado detestable y se lo haremos pagar", añadió.

Un cohete impacta contra un edificio cercano al aeropuerto de Kabul
Comentarios