martes 24/5/22

El Congreso español rechaza parar la venta de armas a Arabia Saudita

Ciudadanos argumentó que "los españoles no pueden vivir con el desasosiego a perder sus puestos de trabajo"
Perspectiva del stand de Navantia en la muestra IDEX 2017 que tiene lugar en Abu Dhabi. (EL CORREO)
Perspectiva del stand de Navantia en la muestra IDEX 2017 que tiene lugar en Abu Dhabi. (EL CORREO)

La Comisión de Defensa del Congreso de los Diputados español ha rechazado este martes una proposición no de ley presentada por Compromís (Grupo Mixto) por la que se solicitaba embargar la venta de armas a Arabia Saudita y revisar la aplicación de la Ley 53/2007 sobre control de comercio de armas.

La proposición no de ley contó con nueve votos a favor, 23 en contra y tres abstenciones de los diputados que forman la Comisión de Defensa. 

El Partido Socialista ha defendido que España cuenta con una de las legislaciones "más estrictas" para la exportación de material de defensa y ha reclamado un amplio consenso en todas las decisiones que se adopten y que afecten a las relaciones comerciales con otros países. También el Partido Popular cree que España cuenta con una de las legislaciones "más avanzadas, transparentes, férreas y restrictivas" en materia de exportación de material de defensa, aunque el diputado Jesús Postigo ha reconocido que requiere "alguna mejora" para que siga siendo "de las mejores del mundo". Entre las reformas que propone se encuentra también el control de las exportaciones o un refuerzo de los medios humanos y técnicos que deben velar por el cumplimiento de la ley.

Por su parte, Ciudadanos ha ahondado en la necesidad de hacer una "estricta" aplicación de las condiciones de exportación e incrementar los medios para garantizar su idoneidad. Y a la vez, el diputado Guillermo Díaz ha pedido al Gobierno que "no caiga en contradicciones" porque "los españoles no merecen vivir todos los días con desasosiego a perder sus puestos de trabajo".

La venta de armamento a Arabia Saudita se ha convertido en un asunto delicado para el Gobierno de Pedro Sánchez, primero a la luz de la guerra en Yemen y ahora tras el asesinato del periodista saudí desaparecido desde que entró el 2 de octubre en el Consulado saudí en Estambul.

Cuando Sánchez hable el miércoles en el Parlamento, el Gobierno tendrá ya sobre la mesa la información que ha facilitado el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, sobre la muerte del periodista crítico con el régimen saudí.

El Congreso español rechaza parar la venta de armas a Arabia Saudita
Comentarios