lunes. 15.08.2022

Continúan los duros enfrentamientos y las muertes en el suroeste de Yemen

Fuentes militares en Adén manifestaron que tres soldados habían fallecido en combate
La Coalición Árabe intervino en Yemen en marzo de 2015. (EL CORREO)
La Coalición Árabe intervino en Yemen en marzo de 2015. (EL CORREO)

Un total de 18 combatientes han muerto en las últimas horas tras intensificarse los enfrentamientos entre las fuerzas del gobierno yemení y los rebeldes hutíes en la costa suroeste del país, según informaron funcionarios militares y fuentes médicas este miércoles.

Los enfrentamientos han causado estragos mientras las fuerzas gubernamentales, apoyadas por aviones de guerra de la coalición liderada por Arabia Saudita, empujan a las posiciones rebeldes al este de la ciudad de Al Mokha en el Mar Rojo en poder del Gobierno.

Fuentes médicas en la ciudad portuaria controlada por los rebeldes de Hodeidah manifestaron que 15 insurgentes habían muerto tras los combates y ataques aéreos de la coalición en las últimas 24 horas, mientras que fuentes militares en Adén, base temporal del Gobierno, declararon que tres soldados habían muerto en combate.

Las fuerzas leales al presidente Abdrabu Mansour Hadi se apoderaron de la ciudad de Al Mokha en febrero como parte de una ofensiva que aún continua y que tiene como objetivo expulsar a los rebeldes de la larga costa del Mar Rojo.

El portavoz de la Coalición, general de brigada Ahmed Al Assiri informó este miércoles que las operaciones actuales apuntan a despejar la ruta al este de Mokha hacia la ciudad de Taiz, donde los leales están rodeados por los rebeldes. La base militar de Khalid Bin Al Waleed, en la carretera entre Mokha y Taiz es una "fuerte presencia" de los hutíes y tropas rebeldes.

"Es una zona difícil", dijo el general Al Assiri. "Hodeidah no es una prioridad mientras las fuerzas avancen hacia el norte. Debemos cubrirnos la espalda. La prioridad es el este de Mokha, luego el norte. No es factible lanzar una ofensiva hacia Hodeidah ahora", agregó.

Cinco soldados sudaneses murieron en la misma zona, conocida como Jabal Al Nar, la lucha por la coalición árabe-saudí dirigida contra los rebeldes chiíes en Yemen.

Sudán se unió a la coalición sunita liderada por Arabia Saudita en 2015 después de romper los lazos de décadas de antigüedad con Teherán. El ejército de Sudán se ha abstenido en gran medida de ofrecer detalles de sus operaciones dentro de la Coalición o de las bajas que ha sufrido en el conflicto hasta el momento.

Pero en un anuncio bastante extraño de su capital Jartum a última hora del martes, el brigada Ahmed Kahlifa Al Shami del ejército sudanés informó de que había perdido a cinco soldados en Yemen, incluyendo un oficial y 22 soldados resultaron heridos. Sin ofrecer detalles, dijo que las fuerzas sudanesas habían completado su "primera etapa del deber" en Yemen y ahora se prepara para lanzar la segunda etapa. "Nuestras tropas en Yemen han capturado todas las zonas establecidas en la primera etapa, infligido grandes pérdidas en el enemigo y ha conseguido muchos prisioneros de guerra".

La Coalición liderada por Arabia Saudita comprende las monarquías del Golfo, Bahrein, Kuwait, Qatar y Emiratos Árabes Unidos, junto con Egipto, Jordania, Marruecos y Sudán.

Según la ONU, los combates han matado a más de 7.700 personas, han desplazado a más de tres millones de personas, y más de dos tercios de la población de alrededor de 18,8 millones de personas necesitan ayuda de Yemen. Unos 7,3 millones de personas se estiman están cerca de la inanición y 462.000 niños sufren de malnutrición grave. Si no recibe miles de millones de dólares en ayuda internacional, la ONU advierte que Yemen va a sufrir una hambruna en 2017.

Continúan los duros enfrentamientos y las muertes en el suroeste de Yemen
Comentarios