lunes. 22.04.2024

Un destructor estadounidense derribó dos misiles balísticos antibuque disparados desde Yemen este sábado mientras respondía a una llamada de ayuda de un buque portacontenedores que fue alcanzado en un ataque separado, informó el ejército estadounidense.

Los misiles fueron lanzados desde territorio controlado por los rebeldes hutíes respaldados por Irán, declaró el Comando Central de Estados Unidos (CENTCOM) en una publicación en las redes sociales, describiéndolo como el “vigésimo tercer ataque ilegal de los hutíes contra el transporte marítimo internacional” desde el 19 de noviembre

Los hutíes han atacado repetidamente a buques en la vital ruta marítima del Mar Rojo con atentados que, según dicen, son en apoyo a los palestinos en Gaza, donde Israel está luchando contra el grupo militante Hamás.

CENTCOM señaló que el USS Gravely y el USS Laboon, ambos destructores, respondieron a una solicitud de asistencia del Maersk Hangzhou, un buque portacontenedores con bandera de Singapur, propiedad y operado por Dinamarca que informó haber sido alcanzado por un misil mientras transitaba por el Mar Rojo.

Mientras respondía, el Gravely derribó los misiles, que fueron disparados "hacia los barcos", dijo.

Los ataques de los rebeldes yemeníes, que han dicho que tienen como objetivo Israel y buques vinculados a ese país, están poniendo en peligro una ruta de tránsito que transporta hasta el 12% del comercio mundial, lo que llevó a Estados Unidos a establecer un grupo de trabajo naval multinacional a principios de este mes para proteger el transporte marítimo del Mar Rojo.

La última ronda del conflicto entre Israel y Hamás comenzó cuando el grupo militante palestino llevó a cabo un impactante ataque transfronterizo desde Gaza el 7 de octubre que mató a unas 1.140 personas, en su mayoría civiles, según un recuento de la AFP basado en cifras israelíes.

Tras el ataque, Estados Unidos envió rápidamente ayuda militar a Israel, que ha llevado a cabo una campaña implacable en Gaza que ha matado al menos a 21.672 personas, también en su mayoría civiles, según el Ministerio de Salud del territorio controlado por Hamás. Esas muertes han provocado una ira generalizada en Oriente Medio y han dado impulso a los ataques de grupos armados en toda la región que se oponen a Israel.

Las fuerzas estadounidenses en Irak y Siria también han sido objetivos repetidos de ataques con aviones no tripulados y cohetes que, según Washington, son llevados a cabo por grupos armados respaldados por Irán.

Destructor estadounidense derriba misiles antibuque disparados desde Yemen
Comentarios