miércoles 1/12/21

Duros combates arrojan 200 hutíes muertos en la provincia de Marib en Yemen

El Ejército Nacional ha derribado en las últimas dos semanas siete aviones de la milicias insurgentes
Localización de Marib en Yemen, provincia donde hoy se registran duros combates. (Google Maps)
Localización de Marib en Yemen, provincia donde hoy se registran duros combates. (Google Maps)

La guerra en Yemen está viviendo días cruentos. Doscientos integrantes de las milicias hutíes, respaldadas por Irán, ha sido abatidos y siete aviones derribados en las dos últimas semanas en la provincia de Marib, según ha informado el Ejército Nacional del país.

"El Ejército y las fuerzas de resistencia pudieron neutralizar docenas de ataques hutíes lanzados contra posiciones de los frentes de Al-Kassara, Al-Mashheh, Sawawah, Jabal Murad en Mareb y en el frente de Nata en Al-Bayda", dijo en un comunicado el mayor general Mansour Abdullah Tawaba, comandante de la Tercera Zona Militar.

Según esta información, la milicia hutí intentó varios ataques para avanzar en el distrito de Rahba después de que fuera liberada por miembros del Ejército Nacional y de la resistencia, pero fracasaron y sufrieron grandes pérdidas tanto humanas como materlales.

En concreto, en el comunicado consta que la milicia hutí perdió a más de 200 de sus miembros, incluidos comandantes de campo. También se produjeron cientos de heridos.

Asimismo, da a conocer que las defensas del Ejército derribaron siete aviones hutíes que sobrevolaban diferentes áreas en las proximidades de la provincia de Marib.

Según estos datos, aviones de guerra de la Coalición Árabe y artillería del Ejército atacaron docenas de puntos militares y vehículos hutíes y destruyeron 13 tripulaciones y cinco vehículos blindados y varios depósitos de armas.

El conflicto en Yemen estalló en 2014 cuando los insurgentes hutíes, respaldados por Irán, invadieron la capital de Yemen, Saná, lo que provocó una intervención militar liderada por Arabia Saudita para apuntalar al gobierno.

Los esfuerzos por lograr la paz desarrollados en los últimos meses han sido hasta ahora infructuosos.

La última iniciativa que se ha adoptado para intentar reconducir la situación es la elección por parte del secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, del diplomático sueco Hans Grundberg para ser el nuevo enviado especial de la ONU a Yemen en sustitución del británico Martin Griffiths, quien ha reconocido que sus esfuerzos para poner fin a años de guerra han fracasado.

La guerra que sufre Yemen amenaza con provocar un desastre humanitario sin precedentes. Según las Naciones Unidas, 24 millones de yemeníes, lo que supone más de dos tercios de sus 30 millones de habitantes, necesitan asistencia humanitaria urgente ya que muchos de ellos están al borde de la hambruna.

Duros combates arrojan 200 hutíes muertos en la provincia de Marib en Yemen
Comentarios