viernes 21/1/22

El enviado especial de la ONU expresa su preocupación por la violencia en Yemen

Los enfrentamientos mortales pusieron fin a la incómoda alianza de tres años que permitió a la milicia respaldada por Irán tomar el control de Saná
En la imagen de Reuters, enfrentamientos en la capital de Yemen, Saná.
En la imagen de Reuters, enfrentamientos en la capital de Yemen, Saná.

El enviado especial de la ONU para Yemen, Ismail Ould Cheikh Ahmed, expresó este sábado su preocupación por la creciente escalada de violencia reportada durante las últimas horas en ese país.

En provincias como Saná y otras regiones se han registrado varios eventos graves que pueden tener fuertes implicaciones en la población civil, dijo por medio de un comunicado.

Por tal motivo, agregó, instamos a los bandos en conflicto a respetar sus obligaciones en virtud del derecho internacional humanitario y evitar los ataques contra los civiles.

También hizo un llamamiento a las partes para que asistan urgentemente a la mesa de negociaciones y participen en el proceso de paz, pues la solución política es la única forma de poner fin a la confrontación, destacó.

La alianza rebelde que controla la capital de Yemen pareció desmoronarse el sábado cuando el hombre fuerte opuesto al Gobierno internacionalmente reconocido se acercó a la Coalición liderada por Arabia Saudita que lucha contra los insurgentes.

El presidente derrocado de Yemen, Ali Abdullah Saleh, aprovechó el creciente descontento popular contra los hutíes para rebelarse contra sus antiguos aliados. 

Los choques violentos entre facciones rivales en la capital yemení, controlada por los rebeldes, continuaron este sábado por cuarto día consecutivo con combates entre las fuerzas leales al ex presidente y los rebeldes chiitas conocidos como hutíes, respaldados por Irán.

Los enfrentamientos revelan la desintegración en la alianza rebelde que ha estado en guerra con la Coalición capitaneada por Arabia Saudita desde hace casi tres años.

Según relatos de residentes, los combates que iniciaron el miércoles se intensificaron. Escucharon explosiones fuertes durante la noche en toda la ciudad y hasta la mañana de este sábado. Los esfuerzos de mediación de jeques y oficiales tribales en los últimos días no han sido de ninguna utilidad.

Los enfrentamientos mortales del sábado oficialmente pusieron fin a la incómoda alianza de tres años que permitió a la milicia respaldada por Irán tomar el control de Saná a fines de 2014, señalaron analistas políticos y militares. 

El enviado especial de la ONU expresa su preocupación por la violencia en Yemen
Comentarios