domingo. 23.06.2024

Diplomáticos estadounidenses de alto rango están manteniendo conversaciones en la región del Golfo en un nuevo esfuerzo por alcanzar un alto el fuego en Yemen.

La iniciativa se desarrolla en un momento en el que los combates terrestres provocados por el movimiento hutí, respaldado por Irán, ha reanudado los ataques contra Arabia Saudita después de una breve pausa durante las fiestas del Eid al-Adha. 

De hecho, efectivos de la Coalición Árabe en Yemen interceptaron y destruyeron este miércoles cuatro misiles lanzados por la milicia terrorista hutí hacia la ciudad saudí de Jazan.

Tim Linderking, enviado especial de Estados Unidos para Yemen, llegó a Arabia Saudita este martes después de una visita a Omán por parte de la vicesecretaria de Estado de Estados Unidos, Wendy Sherman, para llevar a cabo conversaciones con el fin de lograr un avance que ponga fin a una guerra de más de seis años.

Fuentes locales y militares han informado de que los combates han extendido a Al-Bayda y que las fuerzas hutíes intentan avanzar hacia la región meridional productora de petróleo de Shabwa.

Hasta ahora, los ataques aéreos de la Coalición Árabe han repelido los intentos de los hutíes por llegar a Shabwa.

El Departamento de Estado estadounidense ha dado a conocer que Linderking discutirá las "crecientes consecuencias" de los ataques hutíes sobre la provincia Marib.

Asimismo abordará la "necesidad urgente" de que Riad y el Gobierno respaldado por Arabia Saudita en Yemen faciliten las importaciones de combustible en el norte del país.

Los hutíes insisten en levantar las restricciones marítimas y aéreas en las zonas que controlan antes de entrar en conversaciones de alto el fuego.

La Coalición Árabe, por su parte, quiere que se establezca un acuerdo simultáneo con el levantamiento de esas restricciones.

Enviado de Estados Unidos llega al Golfo en busca de una tregua en Yemen