viernes. 07.10.2022

Fracasan los esfuerzos por la paz en Yemen

El Gobierno legítimo yemení cree que los vuelos desde Saná a Irán, Siria y Líbano permitirían a los hutíes canalizar armas y combatientes
En la imagen de EPA, Martin Griffiths con representantes hutíes en Saná antes de embarcar hacia Suecia.
En la imagen de EPA, Martin Griffiths con representantes hutíes en Saná antes de embarcar hacia Suecia.

Martin Griffiths, enviado de la ONU para Yemen, señaló este miércoles que las facciones en guerra en Yemen no están cerca de llegar a un acuerdo para poner fin al conflicto a pesar de los extensos esfuerzos diplomáticos. 

"Hemos estado discutiendo estos temas durante más de un año y la comunidad internacional nos ha estado apoyando con toda su fuerza", sostuvo en un comunicado. “Desafortunadamente, no estamos donde nos gustaría estar para llegar a un acuerdo. Mientras tanto, la guerra continúa sin cesar y causa un inmenso sufrimiento a la población civil".

El anuncio se produce cuando el presidente yemení, Abed Rabbo Mansour Hadi, ordenó a su Gobierno que intensificara el apoyo militar a las tropas del ejército y los miembros de las tribus en la provincia de Marib en un intento de hacer retroceder a los rebeldes hutíes respaldados por Irán. 

Al finalizar una ronda de reuniones de una semana en Riad y Muscat, Griffiths dijo que sus últimas discusiones se centraron en detener el asalto hutí de un año en Marib, aliviar las restricciones en los puertos marítimos de Hodeidah y abrir el Aeropuerto Internacional de Saná.  “Seguiré involucrando a todos los actores, interesados ​​y partes para ofrecerles oportunidades de encontrar puntos en común que ayuden a avanzar en los esfuerzos de paz”. Tres funcionarios con conocimiento de las conversaciones en Muscat y Riad manifestaron al portal Arab News que los hutíes se negaron a reunirse con el enviado de la ONU y Tim Lenderking, enviado especial de Estados Unidos para Yemen, en la capital de Omán. 

En cambio, los rebeldes insistieron en abrir el aeropuerto de Saná a destinos ilimitados, incluido Irán, levantando las restricciones al puerto marítimo y el cese total de los ataques aéreos de la Coalición Árabe antes de considerar detener su ofensiva mortal en la ciudad central de Marib. 

"No confiamos en ellos, nunca se han adherido a ningún trato", dijo un alto funcionario del Gobierno bajo condición de anonimato porque no estaba autorizado a hablar con los medios. El funcionario también aseguró que el Gobierno yemení estaría de acuerdo en abrir vuelos desde el aeropuerto de Saná a India, Egipto, Jordania y Sudán y que levantaría las restricciones a los barcos al puerto de Hodeidah.  Sin embargo, el gobierno yemení cree que los vuelos directos desde Saná a Irán, Siria y Líbano permitirían a los hutíes canalizar armas y combatientes. 

El lunes, el principal mediador hutí, Mohammed Abdul Sallam, señaló el fracaso de los esfuerzos diplomáticos cuando rechazó las soluciones "parciales" al conflicto de Yemen. El funcionario hutí señaló las medidas punitivas previstas por el Consejo de Seguridad de la ONU sobre su movimiento por rechazar las ideas de paz. “No se podrá lograr ninguna actividad nueva del Consejo de Seguridad, excepto lo que satisfaga los intereses de Yemen”, escribió en Twitter. 

Al presidir una reunión con altos funcionarios gubernamentales y militares en Marib, el primer ministro yemneí Maeen Abdul Malik Saeed dijo que recibió órdenes del presidente de visitar Marib, la ciudad atacada por los hutíes “La historia se está escribiendo ahora en Marib. Todo Yemen está siguiendo a Marib y vinimos a Marib para formar parte de este momento importante ... el estado y sus capacidades están con ustedes ”, dijo el primer ministro. Saeed enfatizó que el Gobierno aceptaría un esfuerzo de paz sostenible que implementaría una fuerte división entre Yemen e Irán. "No estamos suplicando por la paz que establece un estado frágil y racista según el modelo de Irán y sus milicias en la región".

Durante la misma reunión, el gobernador de Marib, Sultan Al-Arada, quien recientemente llamó a las fuerzas de concentración para hacer retroceder a los hutíes, dijo que las continuas operaciones militares rebeldes han provocado un desplazamiento "enorme" ya que miles de personas han huido de los combates.  "Los yemeníes nunca disfrutarán de la paz mientras las armas del estado estén en manos de la milicia", apuntó.

Fracasan los esfuerzos por la paz en Yemen
Comentarios