martes 24/5/22

Estados Unidos alerta que Irán podría construir una bomba nuclear “en cuestión de semanas”

La ONU dijo que era “cada vez más difícil” extender un acuerdo temporal para las inspecciones
El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. (Fuente externa)
El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken. (Fuente externa)

Irán podría tener un arma nuclear en “cuestión de semanas” si no frena su enriquecimiento de uranio fisionable, advirtió este lunes Estados Unidos.

Y el jefe del organismo de control nuclear de la ONU dijo que era “cada vez más difícil” extender un acuerdo temporal para las inspecciones de las instalaciones nucleares de Irán, mientras Teherán y las potencias mundiales tratan de salvar el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA) de 2015.

El JCPOA restringía el programa nuclear de Irán a cambio de un alivio de las sanciones internacionales. Ha estado inactivo desde 2018, cuando Estados Unidos se retiró. El presidente Donald Trump volvió a imponer sanciones y Teherán comenzó a negarse a cumplir con los límites del acuerdo sobre su enriquecimiento de uranio.

“Sigue sin estar claro si Irán está dispuesto y preparado para hacer lo que necesita para volver a cumplir”, dijo el lunes el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken. “Mientras tanto, su programa avanza a toda velocidad. Cuanto más tiempo pase, más se reduce el tiempo de ruptura. Ahora se ha reducido, según los informes públicos, a unos pocos meses en el mejor de los casos. Y si esto continúa, se reducirá a una cuestión de semanas”.

 Estados Unidos e Irán iniciaron en abril conversaciones indirectas en Viena para ver si ambos podían reanudar el cumplimiento del JCPOA.

La quinta ronda de conversaciones terminó el 2 de junio y los diplomáticos han dicho que una sexta podría comenzar el jueves. Eso dejaría sólo ocho días para rescatar el acuerdo antes de las elecciones presidenciales de Irán del 18 de junio, que se espera que den paso a un nuevo líder de línea dura.

A los aliados de EEUU en el Golfo también les preocupa que las conversaciones se limiten al programa nuclear iraní y no aborden el desarrollo de misiles balísticos de Teherán ni su intromisión en la región a través de milicias por delegación en Irak, Yemen y otros lugares.

En febrero, Teherán suspendió algunas inspecciones de sus instalaciones nucleares por parte del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA). El organismo llegó a un acuerdo temporal de tres meses que le permitía continuar con un nivel de acceso reducido. A finales de mayo, el acuerdo se prorrogó hasta el 24 de junio, pero el tiempo era ahora “muy corto”, dijo el lunes el jefe del OIEA, Rafael Grossi.

“Veo que este espacio se está reduciendo”, dijo. “Espero que no vayamos a ver nuestras … capacidades de inspección más reducidas. No podemos limitar y seguir recortando la capacidad de inspección de los controladores y al mismo tiempo pretender que haya confianza”.

“Aquí todo lo que se hace con cualquier país está interconectado. Para mí el camino hacia la confianza pasa por la información, la aclaración, las inspecciones y la plena transparencia”.

“Tenemos un país que tiene un programa nuclear muy desarrollado y ambicioso que se está enriqueciendo a niveles muy altos… muy cercanos al grado de armamento”.

Estados Unidos alerta que Irán podría construir una bomba nuclear “en cuestión de semanas”
Comentarios