miércoles. 22.05.2024

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden ,condenó este sábado los ataques iraníes a instalaciones militares en Israel, prometió una respuesta diplomática coordinada del G7 y dijo que Estados Unidos había ayudado a Israel a derribar “casi todos” los drones y misiles atacantes.

Biden, quien acortó un viaje a Delaware y regresó a Washington el sábado para reunirse con asesores dijo que las fuerzas e instalaciones estadounidenses no habían sido atacadas.

Además, Biden dijo que reiteró el apoyo férreo de Estados Unidos a la seguridad de Israel en una llamada con el primer ministro Benjamín Netanyahu, con quien ha tenido relaciones tensas por el manejo de la guerra en Gaza por parte de Israel. "Le dije que Israel demostró una notable capacidad para defenderse y derrotar incluso ataques sin precedentes, enviando un mensaje claro a sus enemigos de que no pueden amenazar eficazmente la seguridad de Israel", dijo Biden en un comunicado difundido por la Casa Blanca.

"Mañana convocaré a mis compañeros líderes del G7 para coordinar una respuesta diplomática unida al descarado ataque de Irán", señaló.

Irán lanzó drones explosivos y disparó misiles contra Israel a última hora del sábado en su primer ataque directo contra territorio israelí, una operación de represalia que elevó la amenaza de un conflicto regional más amplio.

Teherán había prometido tomar represalias por el ataque de Israel contra el complejo de la Embajada de Irán la semana pasada en Damasco. que mató a un alto comandante de la Fuerza Quds en el extranjero del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Iraní y a otros seis oficiales.

Asimismo, el presidente Biden señaló que había ordenado al ejército estadounidense que trasladara aviones y destructores de defensa contra misiles balísticos a la región durante el transcurso de la semana pasada. "Gracias a estos despliegues y a la extraordinaria habilidad de nuestros militares, ayudamos a Israel a derribar casi todos los drones y misiles entrantes".

También declaró que su equipo se coordinaría con sus homólogos de toda la región y se mantendría en estrecho contacto con los líderes de Israel. "Y aunque hoy no hemos visto ataques a nuestras fuerzas o instalaciones, permaneceremos atentos a todas las amenazas y no dudaremos en tomar todas las medidas necesarias para proteger a nuestra gente".

El mandatario estadounidense se reunió con funcionarios en la Sala de Situación de la Casa Blanca, un centro de gestión de crisis en lo profundo del Ala Oeste, incluido el secretario de Estado, Antony Blinken, el secretario de Defensa, Lloyd Austin, el director de la Agencia Central de Inteligencia, William Burns, la directora de Inteligencia Nacional, Avril Hines, el asesor de Seguridad Nacional, Jake Sullivan y otros funcionarios, según la Casa Blanca.

Con anterioridad este sábado, Austin habló con el ministro de Defensa israelí, Yoav Gallant, para discutir “amenazas regionales urgentes”, manifestó el Pentágono, y reiteró el pleno apoyo estadounidense a Israel contra los ataques de Irán y sus representantes. Sullivan transmitió un mensaje similar de apoyo estadounidense a su propio homólogo israelí, Tzachi Hanegbi, escribió en una publicación en X.

El viernes, Biden advirtió a Irán de represalias cuando predijo que el ataque podría ser inminente. “Estamos dedicados a la defensa de Israel. Apoyaremos a Israel. Ayudaremos a defender Israel”, afirmó.

Destacados legisladores de los partidos Demócrata y Republicano expresaron su apoyo a Israel ante un ataque iraní. La Cámara de Representantes de Estados Unidos hará un cambio en su calendario para considerar una legislación que apoye a Israel y responsabilice a Irán, afirmó en un comunicado el líder de la mayoría republicana en la Cámara de Representantes, Steve Scalize.

Estados Unidos ayuda a Israel a derribar "casi todos" los drones y misiles de Irán