miércoles. 10.08.2022

Exiliado activista qatarí dice que el emir actual es "distante con la ciudadanía"

"El régimen de Doha nunca cumplirá ninguna de sus promesas", explicó Khalid Al Hail
El activista político qatarí en el exilio Khalid Al Hail. (AP)
El activista político qatarí en el exilio Khalid Al Hail. (AP)

En una terraza azotada por el viento de un hotel de cinco estrellas en Londres, Khalid Al Hail está planeando una reforma de su patria. El empresario y activista exiliado de Qatar analiza la crisis veraniega por el apoyo de Qatar al terrorismo y la promoción del extremismo como una oportunidad para devolver al país sus raíces constitucionales.

"Qatar es una monarquía constitucional, pero la constitución nunca se ha implementado", explicó el activista al diario The National.

Al Hail habló mientras concluye los preparativos para una convención en Londres que espera mostrará la "perspectiva de Qatar" a la crisis. La conferencia se ha programado para el 14 de septiembre.

Al Hail tiene una amarga experiencia personal de control estricto en el debate interno de Qatar. De niño, asistió a los mismos eventos que el jeque Tamim bin Hamad Al Thani y creció junto al emir de Qatar.

"La gente dice que va a Qatar y el pueblo muestra todo el apoyo a Tamim. Es ridículo. Nadie va a discutir estas cosas abiertamente". "Mira lo que me pasó. Tamim me llamó personalmente y me dijo que podía volver a mi país y que todo estaría bien. Cuando llegué allí, fui arrestado y pasé 22 días en seguridad. El régimen de Qatar nunca cumplirá ninguna de sus promesas a nadie".

Al recordar la historia de Qatar y la destitución de sus emires, Al Hail dice que el actual líder y su padre se han distanciado de sus ciudadanos. Señala la alineación de Qatar con la Hermandad Musulmana, la gestión del depósito de gas natural del Campo Norte y su gasto en la Copa del Mundo como tres áreas que socavaron el apoyo a la primera familia. "Nadie en Qatar quiere ver los miles de millones de dólares de gasto en la Copa del Mundo que se ha prometido. ¿Cómo van a hacer esto especialmente ahora que hay un boicot del país?", preguntó.

Incluso la presencia en el centro de Londres de destacados qataríes, señalizada por sus supercoches Lamborghini pintados distintivamente que se alinean fuera del comercio Harrods, se ha convertido en una atmósfera opresiva para el empresario. "Me mantengo fuera del centro de Londres ahora para proteger mi actividad de oposición".

La conferencia que Al Hail propone tres resultados alternativos de la crisis: una conclusión exitosa de la mediación de Kuwait apoyada por los esfuerzos de Estados Unidos; un movimiento dentro de la familia gobernante para reemplazar al jeque Tamim y a su padre; y por último, una intervención desde afuera para resolver este callejón sin salida.

Si hay un "golpe sin sangre", Al Hail quiere ver un nuevo gobernante que permita a un parlamento y un acuerdo que delimite el depósito de gas de 900 billones de pies cúbicos del Campo Norte.

Antes de la conferencia, la opinión se divide en si la plataforma en el exilio puede sacudir al liderazgo. "Este tipo de cosas siempre han sucedido, pero no fueron tan públicamente expuestas", dijo Cinzia Bianco, analista de Gulf State Analytics en Londres, a Associated Press.

Lo que es diferente es que los oponentes de los gobernantes actuales, como Al Hail, se han sentido alentados por el compromiso entre el rey Salman de Arabia Saudita y el jeque Abdullah bin Ali Al Thani durante las peregrinaciones del Haj.

El abuelo, el padre y el hermano del jeque Abdullah eran gobernantes de Qatar hasta que un golpe de palacio expulsó a su rama de la familia real en 1972 y lo pusieron al mando de la Federación Ecuestre y de las competiciones de camello.

"Es un buen hombre que tiene una buena reputación por abrir su Majlis para ayudar a sus compañeros qataríes", dijo. "Ninguno de nosotros quiere ser separado de nuestras familias. Más del 60 por ciento de los qataríes tienen parientes a través de la frontera con Arabia. No queremos esto", concluyó Al Hail.

Exiliado activista qatarí dice que el emir actual es "distante con la ciudadanía"
Comentarios