martes. 21.05.2024

Fuerzas leales al difunto expresidente yemení, Ali Abdalá Saleh, se han enfrentado por primera vez desde el asesinato de este con sus antiguos aliados, los rebeldes hutíes, en la provincia de Taiz, en el suroeste del país, informaron este viernes a Efe fuentes militares.

Los choques entre las fuerzas leales a Saleh, que cuentan con el apoyo de Emiratos Árabes Unidos (EAU), y los combatientes hutíes tuvieron lugar el jueves al este del cuartel de Jaled Bin al Walid, al este de la localidad de Al Moka, situada en la costa del Mar Rojo.

Las fuentes añadieron que la aviación de la Coalición Árabe, liderada por Arabia Saudita y en la que EAU es uno de los principales socios, lanzó dieciséis bombardeos contra posiciones de los hutíes en la zona donde se desarrollaron los combates.

çLos hombres leales a Saleh intentan hacerse con el control de una intersección de carreteras que lleva a la ciudad costera de Al Hodaidah, al norte de Al Moja y controlada por los rebeldes, según las fuentes.

Esas fuerzas están lideradas por el sobrino de Saleh, Tareq Mohamed Saleh, y son tres brigadas militares a las que las fuerzas de Emiratos Árabes Unidos (UAE) han suministrado armas pesadas, tanques y blindados con el objetivo de que recuperen el estratégico puerto de Al Hodeidah.

Las fuentes detallaron que los soldados son miembros de la guardia republicana leal a Saleh, que fueron agrupados en la ciudad meridional costera de Adén y enviados a una base militar emiratí en Al Moka.

Por su parte, los rebeldes hutíes dijeron que "repelieron a las fuerzas (de Saleh) con un intenso ataque de artillería que causó muertos y heridos en sus filas", sin detallar la cifra de víctimas.

Esta es la primera vez que los dos bandos se enfrentan, desde que rompieron su alianza el pasado diciembre, cuando los hutíes asesinaron a Saleh tras acusarlo de traición.

Las fuerzas del exmandatario y los hutíes habían luchado juntos contra las tropas leales al presidente yemení, Abdo Rabu Mansur Hadi, apoyadas por la alianza árabe, que interviene en el Yemen contra los rebeldes desde marzo de 2015. 

Fuerzas leales al expresidente yemení se enfrentan a sus antiguos aliados