sábado. 15.06.2024

Las fuerzas contra el terrorismo en Yemen han detenido al jefe de Al Qaeda en la provincia de Lahj en Yemen, junto con otros siete miembros del grupo.

Mazen Mohsen Abdullah, que también utiliza el nombre de Khalad- Al Daba, era buscado internacionalmente por desatar una campaña de caos y terror en la zona de Al Mansoura de Adén el año pasado.

El portavoz de la policía en Adén, Abdurrahman Al Naqeeb declaró que Abdullah y sus compañeros habían confesado el asesinato de un oficial del ejército de Emiratos Árabes el año pasado.

"Los detenidos admitieron matar a varios funcionarios de Yemen, líderes de la resistencia y un a un funcionario emiratí. Confesaron el asesinato de Ahmed Al Edreesi, líder de la resistencia en el sur de Yemen y sus guardaespaldas el pasado 31 de diciembre en el distrito de Al Mansoura, y de asesinar al oficial militar emiratí capitán Hadif Humaid al Shamsi", manifestó Al Naqeeb al diario The National.

El emiratí asesinado, Al Shamsi, estaba protegiendo a los trabajadores de la Media Luna Roja de Emiratos cuando fue abatido a tiros en octubre pasado por desconocidos en la rotonda Caltex en Al Mansoura. Cuatro días más tarde, cientos de yemeníes llevaron a cabo una silenciosa sentada en el mismo lugar, en homenaje al oficial y para agradecer a EAU su ayuda en el mantenimiento de Adén.

Al Naqeeb reveló que los detenidos recibieron una recompensa de Al Qaeda en riales saudíes por cada una de las muertes en Adén y que habían formado una célula en la ciudad con la tarea de asesinar a funcionarios y comandantes de la Coalición y, en general "crear el caos".

La policía también encontró armas y explosivos en la casa de Abdullah en la zona de Al Hawta de Lahj cuando la asaltaron este miércoles. Fue la primera vez que las fuerzas de seguridad en Adén han detenido a miembros de Al Qaeda. La toma de la casa de Abdullah se llevó a cabo bajo la observación de las fuerzas de la Coalición.

Dos semanas antes del asesinato de Al Shamsi, una serie de atentados suicidas en Adén por un grupo que dice estar afiliado a Daesh mató a 15 soldados de la Coalición liderada por Arabia Saudita. Entre ellos se encontraban cuatro emiratíes.

Este jueves, aviones militares atacaron posiciones rebeldes chiíes cerca de la capital, Saná, por tercer día consecutivo.

Los aviones de combate de la coalición atacaron la base aérea de Al Dailami cerca del aeropuerto de Saná y una escuela militar dentro de la capital yemení, informó la agencia de noticias Saba pro-rebelde. Los intensos combates también se dejaron sentir en la ciudad sitiada de Taiz y Tha'abat en el este, ninguna de las partes en conflicto avanza. El aeropuerto de Saná se mantiene cerrado desde que los ataques aéreos comenzaron este martes.

Fuerzas yemeníes detienen a un líder de Al Qaeda que confesó matar a un oficial emiratí