sábado. 13.08.2022

Los funcionarios de Saná protestan por el impago de sus salarios

Los empleados públicos en la zona controlada por los hutíes llevan cuatro meses sin cobrar
Perspectiva de una calle de Saná, capital de Yemen. (Twitter)
Perspectiva de una calle de Saná, capital de Yemen. (Twitter)

Decenas de soldados y empleados del Ministerio del Interior gestionado por los hutíes salieron a las calles de Saná este sábado exigiendo sus salarios, que no han cobrado en los últimos cuatro meses.

Las protestas son inusuales en las zonas controladas por los rebeldes chiítas, donde se prohíben las manifestaciones.

Un soldado que trabaja en el Ministerio del Interior y participó en la protesta del sábado explicó a The Nacional que los hutíes amenazaron con disparar a los manifestantes después de que bloquearan la carretera que conduce al aeropuerto de Saná. "Los hutíes trataron de poner fin a la protesta amenazádonos con sus Kalashnikovs, pero como los soldados no temían sus armas nos dejaron la calle hasta el mediodía", dijo.

Los salarios del sector público se han visto afectados en las zonas controladas por los rebeldes desde que el presidente del país, Abdrabu Mansur Hadi, trasladó el banco central de Saná a la capital temporal de Aden en junio, acusando a los hutíes de gastar las reservas exteriores del Yemen. 

Desde entonces, los rebeldes se han negado a enviar los ingresos de las provincias bajo su control -que se componen principalmente de los impuestos- al banco central en Aden. Sin estos fondos, el gobierno de Hadi ha dicho que es incapaz de pagar los salarios de los empleados del sector público en las zonas controladas por hutíes.

El sábado, sin embargo, el primer ministro Ahmed bin Dagher dijo que su administración basada en Aden comenzaría la transferencia de los salarios a los empleados estatales en las zonas controladas por los rebeldes. 

De acuerdo con la agencia estatal de noticias Saba, Bin Dagher dijo que los trabajadores del gobierno "en todas las provincias" recibirían sus salarios en las oficinas postales y puntos de venta de cambio, aunque no está claro cuándo.

El soldado del Ministerio del Interior que habló con The National advirtió que si los empleados no reciben sus salarios en los próximos días los manifestantes multiplicarían sus protestas y "pueden establecer tiendas de campaña en la calle". 

La mayoría de los empleados de las instituciones estatales han seguido trabajando a pesar de no cobrar y sólo los trabajadores en algunas universidades, incluyendo la Universidad de Saná, se han puesto en huelga.

"El salario es el derecho de nuestros hijos y tenemos que luchar por él, de lo contrario nuestros hijos van a morir de hambre", dijo el soldado.

ENFRENTAMIENTOS EN DHUBAB

Mientras, en la ciudad portuaria occidental de Hodeidah un ataque aéreo de la coalición mató a nueve hutíes, según dijo un funcionario de seguridad. 

Por otro lado, los cuerpos de 12 hutíes fueron llevados a un hospital en Hodeidah tras los enfrentamientos en Dhubab la noche del viernes, dijo un funcionario médico, quien agregó que la instalación también admitió 23 rebeldes heridos. Hodeidah se encuentra a unos 200 kilómetros al norte de Dhubab. 

Un funcionario médico en un hospital en Aden, por su parte, dijo que cinco combatientes progubernamentales murieron y otros 14 resultaron heridos en los enfrentamientos.

Las fuerzas leales a Hadi y combatientes aliados de la Resistencia Popular han entrado en la ciudad de Dhubab y se han apoderado de su sede del gobierno local.

El comandante de la Resistencia Popular Abdelrahman Al Muharami dijo a los leales también habían recuperado gran parte de la base militar de Al Omeri en las montañas con vistas a la costa, pero advirtió que aún había algunos focos rebeldes en la base.

 

 

Los funcionarios de Saná protestan por el impago de sus salarios
Comentarios