lunes 17/1/22

Los hutíes quieren someter a la modelo yemení secuestrada a una "prueba de virginidad"

Al abogado de la joven le han prohibido hablar con los medios de comunicación internacionales
Entesar Al-Hammadi fue secuestrada por los rebeldes hutíes en Saná. (Medios de comunicación social)
Entesar Al-Hammadi fue secuestrada por los rebeldes hutíes en Saná. (Medios de comunicación social)

Los rebeldes hutíes de Yemen, que controlan buena parte del país incluida su capital, Saná, tienen detenida desde febrero a una actriz y modelo, acusada de consumo de drogas y prostitución, a la que quieren someter a una "prueba de virginidad", denunció este viernes Amnistía Internacional (AI).

Entesar Al-Hammadi, una joven de 20 años que "ha aparecido regularmente en fotografías en internet (...) sin velo desafiando las estrictas normas sociales yemeníes", fue detenida el pasado 20 de febrero y "forzada a 'confesar' varios delitos, incluidos el de posesión de drogas y el de prostitución", aseguró AI en un comunicado.

"El 5 de mayo el abogado de Al Hammadi fue informado por un miembro del equipo de la fiscalía de los planes de someterla a una 'prueba de virginidad' en unos días, una vez que se emita una orden judicial al médico forense", añadió.

AI subrayó que las denominadas "pruebas de virginidad" son "una forma de violencia sexual y son consideradas como tortura por las leyes internacionales".

Los hutíes han prohibido a los medios de comunicación en las áreas bajo su control y a los usuarios de las redes sociales publicar o compartir información relacionada con el caso de Al-Hammadi.

También le han prohibido a su abogado hablar con los medios de comunicación internacionales.

"Las autoridades de facto hutíes tienen un historial deplorable de detener arbitrariamente a personas por cargos infundados, para silenciar o castigar a críticos, activistas, periodistas y miembros de minorías religiosas, así como someterlos a torturas y otras formas de malos tratos", señaló Lynn Maalouf, subdirectora para Oriente Medio y África del Norte de Amnistía Internacional.

Varios organismos de la ONU han instado a acabar con estas pruebas y los exámenes ginecológicos que, según esta organización, se han documentado en al menos 20 países de todas las regiones del mundo y en las que somete a mujeres y a niñas, a menudo contra su voluntad, en la creencia de que permite determinar si han tenido relaciones sexuales vaginales.

En el caso de Al Hammadi se trata de un "castigo" por parte de las autoridades de facto hutíes "por desafiar las normas sociales de la profundamente patriarcal sociedad yemení que afianzan la discriminación hacia las mujeres", subrayó Maalouf, según el comunicado.

La ONG pidió además "la inmediata liberación" de la actriz, ya que las autoridades del movimiento chií hutí le obligaron a firmar su confesión con los ojos vendados.

La modelo y otras dos actrices se dirigían al rodaje de una película el 20 de febrero cuando rebeldes armados las encarcelaron en Saná. Su secuestro provocó la condena y llamó la atención de los medios, y los activistas de derechos exigieron que la milicia fuera designada como organización terrorista.

Irritados por la cobertura mediática del caso, los hutíes despidieron a un fiscal que había ordenado la liberación de la modelo, pusieron a Al-Hammadi en aislamiento y presionaron a su abogado para que abandonara el caso.

Pero juró seguir defendiéndola y pidió su liberación, incluso bajo fianza, diciendo que siempre estaba llorando y había amenazado con una huelga de hambre para obligar a los hutíes a liberarla.

Los hutíes quieren someter a la modelo yemení secuestrada a una "prueba de virginidad"
Comentarios