martes. 05.07.2022

Instan a la ONU a actuar contra la piratería de Irán en la región del Golfo

Un secuestro siguió a un ataque el jueves pasado por drones iraníes cargados de explosivos
En la imagen de Reuters, un avión iraní en el Estrecho de Ormuz.
En la imagen de Reuters, un avión iraní en el Estrecho de Ormuz.

El Reino Unido instó a la ONU este miércoles a tomar medidas contra Teherán después de dos ataques iraníes contra la navegación en el Golfo Arábigo en menos de una semana. El secretario de Relaciones Exteriores británico, Dominic Raab, dijo que el Consejo de Seguridad de la ONU "debe responder a las acciones desestabilizadoras de Irán y su falta de respeto por el derecho internacional".

Raab habló después de que secuestradores iraníes que se apoderaron del petrolero de bandera panameña Asphalt Princess frente a las costas de Emiratos Árabes Unidos el martes huyeron del barco y este reanudó su curso hacia el puerto de Sohar en el norte de Omán.

En una dramática grabación de audio del incidente, uno de los tripulantes del petrolero le dice a la guardia costera emiratí que cinco o seis iraníes armados han abordado el barco.

"Iraníes está a bordo con municiones", dice el miembro de la tripulación. “Estamos ... ahora a la deriva. No podemos decirle exactamente nuestra ETA para Sohar".

Cuando la guardia costera emiratí le pregunta al tripulante qué están haciendo los pistoleros iraníes a bordo, él dice que "no puede entenderlos", con la voz ahogada, antes de intentar entregar la radio a otra persona. Luego, la llamada se corta.

Los datos de seguimiento satelital del Asphalt Princess mostraron que se dirigía gradualmente hacia aguas iraníes frente al puerto de Jask el miércoles por la mañana. Horas más tarde, se detuvo y cambió de rumbo hacia Omán, justo antes de que los monitores de la Armada británica señalaran que los secuestradores se habían ido y que el barco estaba ahora "a salvo".

La compañía de inteligencia marítima Dryad Global dijo que la incautación del Asphalt Princess fue la última respuesta iraní a las presiones externas, los conflictos económicos y otras quejas percibidas.

El secuestro siguió a un ataque el jueves pasado por drones iraníes cargados de explosivos en MT Mercer Street, un buque de productos petrolíferos de propiedad japonesa con bandera liberiana operado por una empresa israelí con sede en el Reino Unido. El capitán rumano del barco y un guardia de seguridad británico murieron en el ataque, lo que provocó la indignación internacional.

Irán ha llevado a cabo una serie de ataques contra el transporte marítimo en la región durante los últimos dos años, incluidos ataques con minas lapas que dañaron a los petroleros.

El Cuerpo de la Guardia Revolucionaria Islámica se apoderó del petrolero de bandera británica Stena Impero en el verano de 2019, y en enero de este año asaltaron un petrolero surcoreano y lo obligaron a cambiar de rumbo y dirigirse a Irán.

Instan a la ONU a actuar contra la piratería de Irán en la región del Golfo
Comentarios