sábado. 13.08.2022

Irak, un país sin luz ni agua con temperaturas de 45 grados

Las manifestaciones que comenzaron en la ciudad de Basora se han extendido a otras áreas del sur, como Karbala
Entre las demandas de los manifestantes se encuentra la de acabar con la corrupción.
Entre las demandas de los manifestantes se encuentra la de acabar con la corrupción.

Las altas temperaturas del verano, acompañadas de los habituales cortes de electricidad, han encendido los ánimos de los habitantes del sur de Irak, que desde el pasado 8 de julio han salido a la calle a protestar contra las deficiencias de servicios básicos como la electricidad y el agua junto a la corrupción.

El agua estancada con aguas residuales ha causado problemas de salud y el agua del grifo a veces está contaminada con barro y polvo. La electricidad se corta durante siete horas al día.

Las manifestaciones que comenzaron en la ciudad de Basora se han extendido a otras áreas del sur de país, como Karbala, Najaf, Nasiriyah y Amarah, entre otras.

Con el fin de proteger los yacimientos petrolíferos y las compañías petroleras, el primer ministro en funciones, Haider al Abadi envió fuerzas especiales antiterroristas a Basora y a otras ciudades del sur de Irak y emitió una orden nacional para que las fuerzas de seguridad estén en alerta máxima ante nuevos disturbios. 

Durante la última semana, los manifestantes han atacado edificios gubernamentales y ramas de poderosas milicias chiítas.

Un grupo de derechos humanos con sede en Bagdad señaló que el número de manifestantes muertos y heridos en manifestaciones recientes en todo el sur del país es más de 800.

En un sermón del viernes pronunciado por un representante del ayatolá Sistani se alentó al primer ministro Haider Al Abadi a responder con urgencia a las demandas de los manifestantes sobre el empleo y mejores servicios básicos.

Irak se encuentra actualmente en un limbo político mientras el país busca formar un nuevo Gobierno después de que la victoria sorpresiva del clérigo Moqtada Al Sadr vio cómo los votantes buscaban cambios en un país sumido en el conflicto y la corrupción.

"El Gobierno actual debe trabajar arduamente para implementar las demandas de los ciudadanos de reducir su sufrimiento y miseria", declaró el representante del ayatolá en la ciudad santa chiíta de Kerbala.

Irak, un país sin luz ni agua con temperaturas de 45 grados
Comentarios