sábado. 18.05.2024

Las autoridades iraníes convocaron este domingo al embajador de Suiza, representante de los intereses estadounidenses en la República Islámica, para entregarle una carta de protesta por el veto de entrada en Estados Unidos de los ciudadanos iraníes.

El portavoz del ministerio iraní de Exteriores, Bahram Qasemi, explicó que en la carta se critica la actitud "discriminatoria" de la medida adoptada por el presidente estadounidense, Donald Trump, según un comunicado.

Qasemi indicó que la suspensión temporal de visados para los nacionales iraníes es "inaceptable y contraria" a las convenciones de derechos humanos y al acuerdo consular firmado entre los dos países en 1955.

Según informa el diario Khaleej Times, el Ministerio de Asuntos Exteriores iraní señaló que la medida es contraproducente y promueve más la violencia y el extremismo.

El presidente iraní, Hassan Rouhani anterior había criticado indirectamente otra orden ejecutiva Trump la de asignar fondos federales para la construcción de un muro en la frontera que separa Estados Unidos y México. La época actual es de "reconciliación y convivencia y no de poner muros entre los países", dijo.

En la reunión, se informó al embajador suizo, Giulio Haas, que los iraníes son "víctimas de los grupos terroristas apoyados por Estados Unidos y que nunca han participado en operaciones terroristas".

La embajada suiza representa los intereses estadounidense en Irán desde que ambos países rompieran relaciones diplomáticas en 1980.

La orden de Trump suspende durante 90 días la concesión de visados y la entrada a su país a todos los ciudadanos de Irak, Siria, Irán, Sudán, Libia, Somalia y Yemen, hasta que se adopten nuevos procesos de escrutinio.

Ante este veto, el Gobierno iraní anunció este sábado que aplicará el principio de reciprocidad a los ciudadanos de EE.UU., aunque esta medida no será retroactiva.

Se esperaba que las relaciones entre Teherán y Washington empeoraran con la llegada a la presidencia de Trump, quien se ha mostrado también contrario al acuerdo nuclear firmado entre Irán y seis grandes potencias en julio de 2015.

 

Irán convoca al embajador suizo, representante de EEUU, en protesta por el veto