sábado. 18.05.2024

Irán ejecutó al menos 834 personas el año pasado, la cifra más alta desde 2015, informaron este martes dos grupos de derechos humanos. El número de ejecuciones que Irán ha llevado a cabo en la horca aumentó aproximadamente un 43% respecto a 2022.

Fue solo la segunda vez en dos décadas que se registraron más de 800 ejecuciones en un año, después de 972 ejecuciones en 2015, detallaron en el informe conjunto Iran Human Rights (IHR), con sede en Noruega, y Juntos Contra la Pena de Muerte, con sede en París.

Los grupos acusaron a Irán de utilizar la pena de muerte para sembrar el miedo en la sociedad tras las protestas provocadas por la muerte bajo custodia policial de Mahsa Amini en septiembre de 2022.

"Infundir miedo en la sociedad es la única manera que tiene el régimen de mantenerse en el poder, y la pena de muerte es su instrumento más importante", dijo el director del IHR, Mahmood Amiry-Moghaddam, en el informe, que describió la cifra de 834 como un "total asombroso".

Irán ha ejecutado a nueve hombres en casos relacionados con ataques a las fuerzas de seguridad durante las protestas de 2022 (dos en 2022, seis en 2023 y uno en lo que va de 2024).

Pero las ejecuciones se han intensificado por otros cargos, especialmente en casos relacionados con drogas, que hasta hace pocos años habían experimentado una caída.

"De particular preocupación es la dramática escalada en el número de ejecuciones relacionadas con las drogas en 2023, que ascendió a 471 personas, más de 18 veces las cifras registradas en 2020", señaló el informe.

Según informó la agencia de noticias France-Presse, los miembros de minorías étnicas, en particular los suníes baluchis del sudeste de Irán, "sobresalen entre los ejecutados" por cargos relacionados con drogas, afirmó.

Al menos 167 miembros de la minoría baluch fueron ejecutados en total, lo que representa el 20% del total de ejecuciones en 2023, a pesar de que la minoría representa sólo alrededor del 5% de la población de Irán.

Irán ejecuta a 834 personas el año pasado, la cifra más alta desde 2015