martes. 21.05.2024

La juventud árabe ve a Turquía y China como sus principales aliados

Otra macro encuesta de la consultora Asda’a BCW sobre 3.600 personas menores de 24 años muestra el deseo mayoritario de una "menor intervención" de EEUU en la región

 

El príncipe heredero de Abu Dhabi y el presidente chino, en una visita a Pekín en 2015
El príncipe heredero de Abu Dhabi y el presidente chino, en una visita a Pekín en 2015

Turquía (82%) y China (80%) emergen como aliados preferentes de la juventud árabe, según una macro encuesta realizada por la consultora Asda’a BCW. Le siguen Reino Unido (79%), Alemania (78%) y Francia (74%), mientras que la gran potencia de EEUU (72%) queda relegada al séptimo lugar, justo detrás de India (73%). Esas son las conclusiones más reseñables de un amplio estudio ejecutado sobre 3.600 personas de entre 18 y 24 años de 53 ciudades y 18 países de Oriente Medio y el Magreb.

Rusia (63%) cae al noveno puesto, cuando el año pasado estaba situada entre las tres mejores posicionadas del ranking. Todo indica que la guerra de Ucrania ha deteriorado la imagen de Moscú como aliado de la región a los ojos de la población joven árabe. Paradójicamente, EEUU (55%) sigue siendo visto como el país más influyente del mundo en la zona, seguido de lejos por Emiratos Árabes Unidos (11%), Arabia Saudí (10%), Israel (10%) y Rusia (8%). Dos tercios de los jóvenes consultados consideran que EEUU será un “aliado más fuerte” que Rusia y China en el plazo de cinco años.

El deseo de los encuestados, sin embargo, es que la gran potencia americana rebaje su histórico intervencionismo en Oriente Medio. De hecho, dos terceras partes de los jóvenes árabes entrevistados apuestan por la retirada de EEUU de la conocida como zona MENA, que es un acrónimo en inglés para referirse a Oriente Medio y el norte de África.

La encuesta analiza las “cambiantes lealtades geopolíticas” en el mundo árabe y forma parte de un estudio más amplio sobre diversos aspectos de la vida social, económica y cultural de la región, algunos de los cuales ya han sido publicados por EL CORREO DEL GOLFO en dos reportajes (aquí y aquí). La consultora Asda’a BCW comenzó su serie demoscópica en 2008. “Si quieres entender el mundo árabe, necesitas entender los corazones y las mentes de los jóvenes”, sostiene Sunil John, fundador de la agencia. En su opinión, las macro encuestas anuales proporcionan información muy valiosa tanto para los gobiernos como para empresas, académicos y medios de comunicación.

El trabajo también arroja indicadores interesantes. Emiratos Árabes Unidos sigue siendo la “nación modelo” y el país “donde les gustaría vivir” a los miles de jóvenes árabes consultados. Le siguen EEUU y Canadá, que ocupan el segundo y tercer lugar. Junto a Emiratos, Arabia Saudí y Qatar figuran entre las cinco “naciones modelo” de la franja de edad árabe entre 18 y 24 años. Lo cierto es que miles de jóvenes de Oriente Medio y el Magreb emigran cada año a la región del Golfo para buscar oportunidades de empleo que en sus países no encuentran.

La encuesta también pregunta sobre el futuro de la cuestión palestina, aunque las interpelaciones se formularon antes de la espiral de violencia desatada como consecuencia del atentado terrorista de Hamás en el sur de Israel. Ya entonces la mayoría de los encuestados se mostraba “pesimista” sobre las perspectivas de paz en los Territorios Ocupados de Gaza y Cisjordania. Y el 60% de los consultados creían que las relaciones entre Irán, Israel y Occidente podrían deteriorarse hasta desembocar en un “conflicto militar”.

En relación al régimen de Teheran, que ciertas fuentes responsabilizan como instigador del ataque de Hamás, un sector significativo de la juventud árabe pronostica que intensificará su deriva autoritaria y se redoblarán los disturbios civiles, como el desencadenado el pasado año por la polémica del velo. Muchos encuestados no descartan incluso la eventualidad de un golpe de Estado que desestabilice al régimen de los ayatolas.

La encuesta realizada por Asda’a BCW abarcó cinco estados del Consejo de Cooperación del Golfo (Bahréin, Kuwait, Omán, Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos), el norte de África (Argelia, Egipto, Libia, Marruecos, Sudán, Túnez y, por primera vez, Sudán del Sur), la región del Levante (Jordania, Irak, Líbano, Palestina, Siria) y Yemen.

Los directivos de la compañía sostienen que el sondeo anticipa movimientos sociales de fondo y aporta datos para prever transformaciones decisivas en los países árabes. En el año 2009, según Sunil John, la encuesta ya avisó de la inminencia de un cambio de paradigma en la juventud, que dos años después cristalizó en la denominada Primavera Árabe. “El principal hallazgo de aquella encuesta es que los jóvenes querían vivir en una democracia y tener un mejor sistema educativo”, recuerda el fundador de la consultora en relación a las reclamaciones populares que agitaron la calle árabe en una revuelta sin precedentes.

Precisamente, la primera entrega sobre la encuesta de este año difundida por EL CORREO DEL GOLFO ya indicaba que los jóvenes árabes “defienden los valores universales de libertad, igualdad y derechos humanos”. Ese sondeo indicaba también que más de la mitad de los menores de 30 años del Magreb y el área de Levante quieren emigrar de sus países de origen, aunque el optimismo en el futuro había crecido hasta el 57% en solo cuatro años. Las aspiraciones migratorias, sin embargo, decaen notablemente en el Golfo, donde el nivel de vida medio es sustancialmente más elevado.

La segunda entrega reflejaba que la religión y la familia siguen siendo los “principales signos identitarios” de la juventud árabe, incluso por encima de la concepción de una sociedad liberal y tolerante, más acorde con los marcos de pensamiento occidentales. Una mayoría se mostraba preocupada por la “pérdida de valores tradicionales” en un mundo cada vez más globalizado y no creía que sus arraigadas convicciones religiosas representen un obstáculo para el desarrollo del mundo árabe.

La juventud árabe ve a Turquía y China como sus principales aliados