martes. 21.05.2024

Miles de manifestantes han salido a las calles en Oriente Medio y el norte de África, así como en otros países, para protestar contra el bombardeo al hospital de Al Ahli, en la Franja de Gaza, y que ha dejado al menos 500 muertos, según las autoridades gazatíes. Varios ataques contra sedes diplomáticas de Israel y Estados Unidos se han registrado en diferentes partes del mundo. 

Las más grandes manifestaciones han tenido lugar en Estambul (Turquía), donde una multitud portando banderas y pancartas propalestinas se congregó la noche de este martes frente al Consulado israelí y luego entró en las instalaciones tras vulnerar una barricada policial. Durante estas concentraciones se han podido observar símbolos y banderas palestinas y escuchar consignas contra Israel, además de quemar banderas del país.

También se han presentado incidentes en la Embajada de Estados Unidos en Beirut (Líbano), en la de la misma nación norteamericana en Irak, en la de Israel en Jordania, en la de Francia en Teherán (Irán), y en la del Reino Unido en el mismo país.

En Líbano, aparte del ataque en la Embajada de Beirut, los manifestantes han marchado también contra la sede de la Comisión Económica y Social para Asia Occidental de la ONU (ESCWA) y contra la Embajada francesa.

De hecho, los manifestantes han prendido fuego a la Embajada norteamericana, que ya está controlado, y han intentado asaltar el edificio de la ESCWA; además, han lanzado piedras contra la sede diplomática de Francia, según ha recogido la cadena libanesa LBC.

Por otro lado, los asistentes a las protestas en Jordania han intentado asaltar la Embajada de Israel en el país, y la Policía ha usado gas lacrimógeno para dispersarlos, ha publicado el diario The Independent.

Las protestas también han tenido lugar en países como Marruecos, Siria, Qatar o Túnez, así como en diferentes ciudades europeas y de Estados Unidos.

Israel niega su autoría en el ataque

El líder político del movimiento islamista Hamás, Ismail Haniye, ha afirmado que la masacre del hospital supondrá "un punto de inflexión" en la operación 'Tormenta de Al Aqsa' contra Israel y ha instado a los árabes y musulmanes a unirse a protestas.

Por su parte, Israel ha negado ser el autor del bombardeo sobre el hospital Al Ahli en Gaza que ha dejado al menos 500 víctimas mortales. Un portavoz del Ejército israelí ha asegurado que "múltiples fuentes de Inteligencia indican que la Yihad Islámica es responsable del lanzamiento fallido del cohete que impactó en el hospital".

"Un análisis de los sistemas operativos del Ejército israelí indican que terroristas dispararon una ráfaga de cohetes en Gaza que pasaron muy cerca del Hospital Al Ahli en el momento en que sufrió el impacto", aseguró un portavoz militar israelí en un comunicado.

En una entrevista en 'La Noche en 24 horas' de RTVE, el embajador de Palestina en España, Husni Abdel Wahed, ha asegurado que el hospital fue “advertido” horas antes del ataque de que iba a ser bombardeado y “pidieron que fuera desalojado”.

Estados Unidos ha afirmado estar recopilando información sobre lo sucedido. "Inmediatamente después de escuchar esta noticia, hablé con el rey Abdalá II de Jordania y el primer ministro (Benjamin) Netanyahu de Israel y le ordené a mi equipo de seguridad nacional que continuara recopilando información sobre lo que sucedió exactamente", ha apuntado el presidente estadounidense Joe Biden en un comunicado.

Manifestantes atacan Embajadas de Israel y Estados Unidos en varias partes del mundo