domingo 22/5/22

La milicia hutí llevó a cabo un ataque contra la base aérea más grande de Yemen, ubicada en la gobernación de Lahij, a unos 60 kilómetros al norte de Adén. Al menos treinta soldados progubernamentales murieron y más de 50 resultaron heridos.

En el momento del ataque, los soldados estaban realizando un ejercicio de entrenamiento en la base aérea de Al-Anad, informó una fuente en el canal de televisión Al Arabiya.

En 2019, la milicia hutí lanzó un ataque con drones en esta base durante un desfile militar. Este ataque mató al menos a seis soldados, incluido un alto funcionario de inteligencia. Los videos del ataque mostraron entonces un dron explotando sobre un podio rodeado por decenas de soldados.

“Más de 30 personas murieron y al menos 56 resultaron heridas” en el ataque a Al-Anad, dijo Mohammed al-Naqib, portavoz de las fuerzas armadas leales. Esta valoración ha sido confirmada por una fuente médica.

Al Naqib acusó este domingo a los hutíes de llevar a cabo el ataque lanzando misiles y disparando drones. Los rebeldes hasta ahora no han reaccionado. "Movilizamos a todo el personal, desde cirujanos hasta enfermeras", dijo el director del hospital, Mohsen Murshid. "También sabemos que varios cadáveres siguen bajo los escombros", agregó.

El presidente Abd Rabbo Mansour Hadi se apresuró a reaccionar, ofreciendo sus condolencias a los familiares de las víctimas y prometiendo que "los hutíes pagarán un alto precio por todos los crímenes que han cometido contra el pueblo yemení", según la agencia. 

La guerra en Yemen durante los últimos siete años ha enfrentado a las fuerzas gubernamentales, respaldadas por una coalición militar liderada por Arabia Saudita, contra los rebeldes respaldados por Irán. Los hutíes controlan gran parte del norte del país, incluida la capital, Saná.

Los vídeos muestran a decenas de personas reunidas frente al hospital de Lahej, en la provincia homónima donde se produjo el ataque, mientras siguen llegando ambulancias para dejar a los heridos.

La ONG Médicos Sin Fronteras (MSF) anunció en Twitter que había atendido a 11 personas heridas en el ataque en uno de sus hospitales. "Recibieron la asistencia médica y quirúrgica necesaria y abandonaron el hospital", dijo.

Antes de la guerra, el ejército estadounidense había utilizado la base de Al-Anad para localizar a los yihadistas de Al-Qaeda. Ha estado bajo el control del gobierno yemení desde agosto de 2015.

El ataque del domingo es uno de los más mortíferos, excluidos los combates, desde diciembre de 2020, cuando el aeropuerto de Adén, al que acababa de llegar el nuevo gobierno de unidad, fue atacado. Al menos 26 personas murieron, incluidos tres trabajadores humanitarios y un periodista.

Aproximadamente el 80% de los 30 millones de habitantes de Yemen está en riesgo de epidemias y hambrunas y depende de la ayuda internacional.

Al menos 30 personas mueren en un ataque a una base aérea del Gobierno yemení
Comentarios