domingo. 21.07.2024

Una explosión en la frontera de Irak y Kuwait este lunes por la noche tuvo como objetivo un convoy que transportaba equipo para las fuerzas militares estadounidenses, informaron las fuerzas de seguridad iraquíes.

No estaba claro de inmediato si había tropas estadounidenses en el convoy o si alguien resultó herido en la explosión en el cruce fronterizo de Jraischan, que ocurrió poco antes de las 21.00 horas de Bagdad.

El Estado Mayor del Ejército de Kuwait dijo este martes que la seguridad y estabilidad de la frontera norte de Kuwait se encuentra asegurada.

El jefe de Estado Mayor aseguró por medio de un comunicado -difundido por la Agencia de Noticias de Kuwait KUNA- que "el Estado Mayor del Ejército niega lo que está circulando a través de varios medios de comunicación sobre un ataque de sabotaje a uno de los centros en la frontera norte de Kuwait y afirma que las fronteras son estables y seguras".

El ejército iraquí también negó que se hubiera producido el incidente. Por su parte, el Departamento de Estado de Estados Unidos no respondió a una solicitud de comentarios del diarioThe National.

Los vehículos se cargan regularmente con equipo militar en el cruce, dijeron las fuentes.

Las fuerzas estadounidenses contratan compañías extranjeras para brindar seguridad en la zona, dijeron las fuentes de seguridad iraquíes.

Una milicia iraquí poco conocida llamada Ashab Al Kahf se atribuyó la responsabilidad del ataque y publicó un vídeo no verificado que mostraba una explosión a distancia y en el que explicó que pudo destruir el equipo militar estadounidense y gran parte del cruce.

Una fuente de seguridad señaló anteriormente que la explosión fue causada por una milicia chiíta iraquí contra una base militar estadounidense cerca de la frontera mediante el contrabando de artefacto explosivo.

Pero luego, otras fuentes de seguridad dijeron que atacaron un convoy, no una base.

La Embajada de Estados Unidos en Kuwait aseguró que estaba investigando el incidente.

Una milicia ataca un convoy estadounidense en la frontera entre Irak y Kuwait