domingo. 16.06.2024

El actual aumento de la postura militar de Estados Unidos contra Irán fue desencadenado por la inteligencia estadounidense que mostró a las milicias respaldadas por Teherán en Irak trasladando cohetes a lugares que podrían golpear bases donde las tropas estadounidenses están posicionadas en la nación, según fuentes familiarizadas con la inteligencia.

Los funcionarios de la Administración Trump han dicho que el movimiento del Pentágono con un portaaviones y un grupo de bombarderos de Estados Unidos en la región se justificó por la información de inteligencia sobre las amenazas de un ataque potencialmente inminente por parte de Irán a los intereses de Estados Unidos en Irak, pero no han proporcionado detalles específicos públicamente.

Sin embargo, un informe publicado este miércoles señaló que el viaje sorpresa del secretario de Estado Mike Pompeo a Irak a principios de este mes se produjo después de que la inteligencia de Estados Unidos recogiera las comunicaciones relacionadas con el movimiento de cohetes en Irak por parte de las milicias apoyadas por Irán.

Pompeo dijo a los principales oficiales militares iraquíes durante una repentina visita a Bagdad el 7 de mayo que las fuerzas iraquíes necesitaban mantener bajo control a las milicias respaldadas por Irán, según el informe de Reuters, que citó a dos fuentes de seguridad iraquíes que dijeron que el secretario de Estado advirtió que Washington respondería con fuerza si las milicias no se contienen.

“El mensaje de los norteamericanos fue claro. Querían garantías de que Irak detendría a esos grupos que amenazaban los intereses de Estados Unidos”, dijo una fuente militar iraquí de alto nivel que tenía conocimiento del viaje de Pompeo, según el informe. “Dijeron que, si Estados Unidos fuera atacado en territorio iraquí, tomaría medidas para defenderse sin coordinarse con Bagdad”.

El informe no pudo ser verificado inmediatamente el miércoles. La oficina de Pompeo no respondió a una solicitud de The Washington Times para hacer comentarios. Reuters citó a una segunda fuente de seguridad iraquí que dijo que las comunicaciones interceptadas por la inteligencia de Estados Unidos habían demostrado que las milicias respaldadas por Irán “se habían redistribuido para asumir posiciones sospechosas, que los estadounidenses consideraron provocaciones”.

El informe sigue al actual aumento de la tensión entre Washington e Irán. Este miércoles, el Departamento de Estado ordenó a todo el personal del gobierno de los EEUU que no fuera esencial irse de Irak, mientras que Alemania y los Países Bajos suspendieron sus programas de asistencia militar en la nación.

En ese contexto, el ex primer ministro y actual vicepresidente iraquí, Ayad Allawi, aseguró este miércoles que la inteligencia israelí posee imágenes satelitales que muestran misiles balísticos desplegados por Irán en Basora, y que esa información fue la que motivó al secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, a cancelar sus planes y realizar un visita relámpago Irak la semana pasada.

Pro su parte, el comandante de la Guardia Revolucionaria Islámica de Irán, Hossein Salami, ha declarado que su país "está a un paso de una confrontación a gran escala con el enemigo" en medio de la subida de la tensión entre Teherán y Washington, informó la agencia de noticias Reuters.

"Este momento de la historia, dado que el enemigo ha entrado en el campo de la confrontación con nosotros con toda la capacidad posible, es el momento más decisivo de la revolución Islámica", añadió Salami.

Milicias de Irán trasladan cohetes dentro del rango de las bases de EEUU en la región