domingo. 14.07.2024

El ministro de Exteriores yemení, Jaled al Yamani, ha presentado su dimisión en medio de las diferencias en las filas del Gobierno apoyado por la Coalición que lidera Arabia Saudita sobre la gestión de paz liderada por la ONU en el puerto de Hodeidah, el principal del país, según han revelado este lunes dos fuentes del Ministerio.

Al Yamani, que asumió el cargo en mayo de 2018, ha dicho que dimitirá después de que algunos responsables en el Gobierno de Abdo Rabbu Mansur Hadi le reprocharan que no criticara la actuación del enviado de la ONU para Yemen, Martin Griffiths.

La renuncia tiene que ser aceptada por Hadi, que el mes pasado se quejó en una carta al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, de que Griffiths estaba "legitimando" a los rebeldes hutíes con los que están enfrentados en una guerra desde hace cuatro años.

Yamani "esperaba que le cesaran y por eso ha presentado su renuncia antes de que eso ocurra", ha indicado una de las fuentes.

En su carta a Guterres, Hadi dijo que Griffiths no había supervisado adecuadamente el acuerdo para un alto el fuego y la retirada de tropas en Hodeidah, que se convirtió en el principal foco de la guerra el año pasado cuando la Coalición que lidera Arabia Saudita intentó tomar esta ciudad portuaria, controlada por los hutíes.

El acuerdo alcanzado en diciembre, el primer avance significativo en más de cuatro años, quedó varado durante meses hasta que los hutíes, que expulsaron a Hadi de Saná a finales de 2014, abandonaron en mayo tres puertos en la provincia de Hodeidah en un gesto unilateral.

La Coalición Árabe no ha verificado aún la retirada o ha respondido retirando a sus propias fuerzas apostadas a las afueras de Hodeidah en el marco de un redespliegue más amplio por ambas partes en una segunda fase.

Los hutíes incrementaron recientemente los ataques con drones contra ciudades saudíes.

El ministro de Exteriores yemení presenta su dimisión