domingo. 23.06.2024

El príncipe heredero de Arabia Saudita Mohammed bin Salman y el emir jeque Tamim de Qatar intercambiaron un cálido abrazo en la pista del aeropuerto de Al Ula después de que la delegación de Doha llegara a la 41 cumbre del Consejo de Cooperación del Golfo (CCG)este martes.

La asistencia del jeque Tamim fue otra señal hacia la reconciliación dentro del CCG, un día después de que Arabia Saudita reabriera sus fronteras y su espacio aéreo a Qatar.

El emir de Qatar asiste a la cumbre del CCG por primera vez desde 2017, cuando los miembros del bloque Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos y Bahréin, junto con Egipto, cortaron los lazos por el apoyo de Doha a los grupos extremistas.

Anwar Gargash, ministro de Estado de Relaciones Exteriores de EAU, manifestó que la cumbre en Al Ula sería una reunión "histórica" ​​a través de la cual restauramos la cohesión del Golfo y estamos ansiosos por garantizar la seguridad, la estabilidad y la prosperidad de nuestros países y pueblos que son la primera prioridad".

"Tenemos más trabajo [por hacer] y vamos en la dirección correcta", escribió en Twitter este lunes después de que se anunciara la decisión saudí-qatarí.

El príncipe heredero y primer ministro de Bahréin, Salman bin Hamad, fue el primer líder regional en llegar a la cumbre. Le siguió la delegación de Omán encabezada por el viceprimer ministro Fahad bin Mahmoud que asistió en representación del sultán Haitham.

El jeque Mohammed bin Rashid, vicepresidente de EAU y gobernante de Dubai, llegó a continuación con una delegación que incluía al asesor de seguridad nacional el jeque Tahnoun bin Zayed; el jeque Mansour bin Zayed, viceprimer ministro y ministro de Asuntos Presidenciales; El ministro de Asuntos del Gabinete, Mohammad Al Gergawi; el ministro de Estado de Relaciones Exteriores, Anwar Gargash; Ali Mohammed Al Shamsi, subsecretario general del Consejo Supremo de Seguridad Nacional y el jeque Shakboot bin Nahyan, embajador de EAU en Arabia Saudita.

El contingente de Emiratos Árabes Unidos fue seguido por la delegación de Kuwait encabezada por el emir jeque Nawaf, quien dijo la semana pasada que era optimista sobre la reunión. La cumbre reunirá a los líderes del CCG para fortalecer su solidaridad contra los desafíos en la región, dijo.

Todas las delegaciones fueron recibidas por el príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman.

También se espera que el asesor principal del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, Jared Kushner, asista a la cumbre, según un funcionario estadounidense.

Mohammed bin Salman abraza al emir de Qatar a su llegada a la cumbre del Golfo