jueves. 25.04.2024

Una adolescente iraní que resultó herida hace unas semanas en un misterioso incidente en el metro de Teherán cuando no llevaba la cabeza cubierta con un pañuelo ha fallecido, según publicó la prensa estatal de Irán este sábado.

La muerte de Armita Geravand se produjo tras haber pasado semanas en coma en la capital y luego del primer aniversario del fallecimiento de Masha Amini, que desencadenó importantes protestas en todo el país.

La agencia de noticias estatal iraní, IRNA, anunció su muerte.

Lo ocurrido durante los segundos posteriores a la entrada de Armita Geravand en un tren el 1 de octubre sigue siendo una incógnita.

Aunque una amiga contó a la televisora estatal iraní que se había golpeado la cabeza contra el andén de la estación, en las imágenes sin sonido emitidas por la cadena desde el exterior del vagón hay una persona delante. Unos segundos más tardes, se llevan el cuerpo inerte a otro lugar.

Los padres de Geravand aparecieron en los medios estatales diciendo que un problema de presión arterial, una caída o quizás ambos contribuyeron al accidente de su hija.

Activistas en el extranjero han denunciado que Geravand pudo haber sido empujada o agredida porque no llevaba hiyab. Exigieron una investigación independiente de la misión de Naciones Unidas sobre Irán, alegando que la teocracia presiona a las familias de las víctimas y que la televisión estatal tiene antecedentes de emitir cientos de confesiones coaccionadas.

Muere una joven iraní herida en el metro de Teherán por no llevar velo
Comentarios